Saltar al contenido

Autoconocimiento

Actualmente los líderes se ven sometidos a exigencias cada vez más demandantes, las cuales van desde la toma inmediata de decisiones hasta la planeación de estrategias y planes de acción a largo plazo.

Debido a ello, es importante desarrollar una serie de cualidades y una que ayuda a un buen líder a realizar todas sus actividades de la mejor forma es el autoconocimiento; por ello, profundizaremos en este tema explicando en qué consiste, cómo se refleja en un buen líder y cómo se puede desarrollar en la vida cotidiana.

¿Qué es el autoconocimiento?

El autoconocimiento apunta al conjunto de cosas que cada quien sabe de sí mismo.

Éste se lleva a cabo a través de un proceso de reflexión e introspección y ayuda a los sujetos a diferenciarse de los demás; además de contribuir a la construcción de la identidad personal, la cual permite a cada uno reconocerse y valorarse.

En temas de liderazgo, resulta muy importante que los líderes tengan muy claro  diversos aspectos de su personalidad al momento de hacer negocios, por ejemplo, qué tipo de información tienen más en cuenta, el tipo de decisiones que les parecen más complejas, las características específicas que se podrían mejorar en su empresa, qué tan bueno es él o ella ante situaciones de estrés y tensión, qué tan fácil se adaptan a los cambios y todo tipo de circunstancias que se puedan presentar.

El opuesto al autoconocimiento

El desconocimiento de sí mismo es un fenómeno muy común en el mundo empresarial y deriva en muchas situaciones desafortunadas.

Algunos ejemplos son la desunión dentro del grupo de trabajo, dificultades para ponerse de acuerdo, establecimiento de metas irreales y sobre todo
problemáticas al momento de designar y separar las labores de cada miembro del equipo.

Dichos problemas se agudizan si el líder carece de autoconocimiento.

En primer lugar, el desconocimiento de sí mismo puede llevar a un líder a graves problemas emocionales como falta de confianza,  falta de identidad, autoestima baja e incluso depresión.

En segundo lugar, si un equipo está dirigido por un líder que no conoce sus propias habilidades y áreas de oportunidad, entonces la tarea de dirigir a los demás será muy compleja pues difícilmente los miembros de su equipo lo reconocerán como una autoridad.

Asimismo, un líder que desconoce sus propias habilidades no alcanzará a conocer y reconocer las habilidades de su equipo.
De hecho, muchos especialistas afirman que el éxito del liderazgo no se haya factores externos, si no internos.

Un buen líder es aquél que tiene dominio sobre sí mismo, que tiene confianza y que cuenta con la fortaleza para dominarse a sí mismo. En este sentido, el autoconocimiento es un factor clave para desarrollar todas las características internas.

Por qué desarrollar el autoconocimiento

Desarrollar la habilidad de autoconocimiento es muy importante para un líder por siete razones especificas:

  1. Le permitirá reconocer sus áreas de oportunidad, de manera que pueda trabajar en los aspectos necesarios para mejorar tanto en su desempeño laboral como para alcanzar sus metas personales.
  2. Al identificar sus áreas de oportunidad podrá encontrar un equipo de trabajo más acorde a sus necesidades. Es decir, podrá apoyarse de personas que cuenten con habilidades distintas, de forma que el equipo como unidad de trabajo pueda alcanzar las metas y cubrir todos los aspectos importantes.
  3. Lo ayudará a comunicarse de manera eficiente, pues elegirá mejores momentos y herramientas para expresar sus opiniones, quejas o felicitaciones a sus compañeros.
  4. Tendrá la capacidad para explotar sus habilidades y para generar confianza en sí mismo.
  5. Ser consciente de las habilidades, gustos, desagrados y áreas de oportunidad de sí mismo contribuye a generar un sentido de identidad estable y óptimo.
  6. Lo guiará para identificar sus deseos y necesidades y de esta manera establecer metas personales y profesionales que logren la satisfacción individual y grupal.
  7. El autoconocimiento es la base para poder tomar decisiones más informadas, sobre todo cuando éstas implican riegos altos para la empresa.

¿Cómo se refleja el autoconocimiento en un líder?

Resulta notorio cuando un líder pone énfasis en conocerse a sí mismo, pues dentro de sus habilidades de liderazgo resaltan ciertas características, principalmente las siguientes:

  • Se esfuerza en mejorar cada día. Un líder con habilidades de autoconocimiento es detallista en los aspectos más simples de los procesos de trabajo y se cuestiona constantemente cómo se pueden mejorar.
    Para ello, toma en cuenta la opinión de sus compañeros de trabajo porque sabe que ellos tiene otra perspectiva del mismo fenómeno.
  • Tienen buen manejo de sus emociones. Un líder que se conoce a sí mismo es capaz de identificar sus reacciones, tanto las favorables como las desfavorables, por lo que no reacciona ante las situaciones complicadas, sino que propone soluciones y transmite calma ante momentos de estrés.
  • Saben comunicar sus ideas. Gracias a que los líderes que practican el autoconocimiento tienen muy claras sus ideas y, al mismo tiempo, saben identificar las mejores situaciones en su empresa son asertivos para expresar sus opiniones y puntos de vista.
  • Identifican las áreas de oportunidad y fortalezas de sus empleados. Al estar habituados en reflexionar sobre sí mismos, los buenos líderes, por analogía, son observadores respecto a las habilidades de sus compañeros de trabajo y miembros de su equipo, por lo que aprenden a identificar las fortalezas de los demás.

Un líder que cuenta con autoconocimiento, una de las competencias básicas del liderazgo, ha identificado sus fortalezas y áreas de oportunidad. A partir de ahí, el líder debe buscar la forma de por un lado explotar sus fortalezas y, por el otro, formarse en las áreas de oportunidad.

Además, la competencia en cuestión ayudará al líder a identificar qué tipo de socios y empleados requiere a su lado. Esto se debe a que un buen líder busca compañeros o socios que tengan distintas habilidades que él o ella, de forma tal que el equipo de trabajo, analizado de manera general, será capaz de desempeñarse exitosamente en cualquier área.

Por otra parte, es importante que todos los miembros de la empresa realicen actividades constantes de autoconocimiento, pues ello ayudará a que cada miembro conozca cuál es su tarea y cuál es la tarea de los demás.

Así, todos los procesos serán más claros y estratégicos, lo cual se vuelve una ventaja para alcanzar las metas de la empresa de forma más rápida y amena.

Biografía de un líder que practicaba el autoconocimiento

Miguel Gregorio Ignacio Hidalgo y Costilla Gallaga Mandarte y Villaseñor, mejor conocido como Miguel Hidalgo, es el ejemplo de un líder que practicó el autoconocimiento, pues tuvo el tino de conocer su posición social, explotar su capacidad intelectual y emocional para guiar a los mexicanos a iniciar la lucha de independencia.

Miguel Hidalgo nació en Guanajuato y tuvo padres con descendencia española. Estudió en el Colegio de San Nicolás donde siempre resaltó por su inteligencia y capacidad de aprendizaje, sobre todo para aprender lenguas como el otomí, purépecha, náhuatl, francés, latín e italiano.

Decidió ser sacerdote y fue ordenado como tal en 1778. Mientras quedó a cargo de la Parroquia de Dolores ayudó a la población enseñándoles varias cosas como cultivar y administrar sus negocios.

Por su gran autoridad y habilidades intelectuales lo invitaron a firmar parte de la política mexicana por medio de la sociedad de Valladolid, quien desempeñó un papel importante en el inicio de la Independencia de México.

En 1810 llamó a todos los pobladores a levantarse contra el gobierno español por ser injusto con la clase media y baja; muchos lo escucharon y acudieron a la lucha por la Independencia.

Miguel Hidalgo y Costilla es uno de los principales líderes de México y su papel se centró en identificar la importancia de la clase media letrada y preparada para rebelarse contra la imposición española.

Fue un personaje con mucho carisma que invitaba siempre a reflexionar y aprender sobre todos los temas, sobre todo del poder que él tenía como clérigo con descendencia española.

Ejerció sin duda, el auto conocimiento.

Obstáculos para desarrollar el autoconocimiento

La vida diaria y en específico el ritmo de la vida empresarial, muchas veces, dificultan el autoconocimiento por las siguientes razones:

La falta de análisis al tomar una decisión

El ambiente empresarial muchas veces exige respuestas inmediatas, lo cual resulta un obstáculo para la reflexión y por ende para la toma de decisiones razonadas. Es importante detenerse para identificar las consecuencias de las alternativas posibles.

La opinión o expectativa de los demás resulta un factor importante que puede nublar la introspección del sí mismo, puesto que puede generar ideas falsas respecto al lugar de desarrollo en que se encuentra un líder. Si bien es importante escuchar a los demás y tener una mente abierta, al mismo tiempo un buen líder sabe qué opiniones son más acertadas que otras.

La comparación o competencia desmedida con otras personas o empresas

Esto es un obstáculo porque no permite analizar las situaciones especificas en la que se encuentra un líder. Es un error muy común esperar un crecimiento mayor al que se tiene o bien no perseguir metas reales.

La competencia es sana siempre y cuando no impulse a una persona a tomar decisiones que lo lleven a situaciones para las que no se está preparado.

¿Cómo aplicar el autoconocimiento en la vida cotidiana?

En el día a día, cualquier persona puede trabajar en el conocimiento de sí mismo. Para realizarlo es necesario, antes que nada, tener una actitud abierta para aceptar tanto las cualidades como las limitaciones y debilidades de uno mismo; de la misma forma, se requiere prestar atención a los motivos por los cuales se toman las decisiones, las emociones que se desprenden de las acciones y las razones por las cuales se opta por llevar o no a cabo estas acciones.

Es importante tener en cuenta que el practicar reflexiones continuas empodera a cualquier individuo, pues es la mejor manera de conocer a la perfección sus fortalezas y cualidades. Además, el autoconocimiento permite utilizar todas las herramientas, técnicas y procesos en favor de uno mismo y de los demás.

Para profundizar: Expertos y libros

Graciela Cohen propone una manera didáctica de autoconocimiento en su libro Lilah. El juego del autoconocimiento. Se trata de un libro con tendencias espirituales indias que propone diversas preguntas para reflexionar sobre uno mismo.

Liderazgo con Inteligencia Espiritual de Alfonso Siliceo Aguilar es un libro que explica que los mejores líderes son aquellos que logran la organización de su vida emocional e intelectual, una especie de paz interior. Al mismo tiempo, este tipo de líderes logrará tener empatía con los demás, por ello su tarea será más amena y los demás lo reconocerán como un buen líder.

Iván Ojanguren escribió Apasiónate. Es una guía que describe algunas herramientas para que cada persona se conozca a sí misma. Al mismo tiempo, te ayuda a identificar las características del entorno que te señalan cómo adaptarte a las situaciones y cómo aprender de ellas.

Finalmente, cabe recalcar que el autoconocimiento no es una tarea que se realiza una vez en la vida, sino que se debe desarrollar constantemente. Esto se debe, principalmente, a que tanto las personas como los equipos de trabajo se transforman continuamente.