Saltar al contenido

Aprendizaje

El buen liderazgo es fundamental para el éxito de una empresa y un buen líder tiene capacidades específicas como dirigir, motivar, incentivar e inspirar a los demás.

También debe enfocarse en entender cuáles son las necesidades de su equipo y cuál es la mejor manera de satisfacerlas; así mismo, un buen colaborador es el individuo capaz de seguir al líder, pero al mismo tiempo de desarrollar y proponer nuevas formas de realizar las cosas.con todo esto, hay algunas características que tanto un buen líder como un buen empleado tienen en común y una de ellas es la capacidad de aprendizaje.

¿Qué es el aprendizaje?

El aprendizaje es la adquisición de conocimientos, habilidades, conductas o valores.

Se puede desarrollar a partir del estudio, la experiencia o la práctica en temas específicos; el proceso de aprendizaje es infinito, comienza cuando nacemos y se desarrolla en diversas áreas y grados a lo largo de la vida.

Los psicólogos y pedagogos han descubierto que existen muchos tipos de aprendizaje como el colaborativo, asociativo, significativo, emocional, observacional, receptivo, etc., cada uno necesario para diversas tareas.

¿Por qué desarrollar el aprendizaje?

Muchos consideran que el liderazgo es algo natural o innato en algunas personas que tienen personalidades agradables, simpáticas y atrayentes.

Lo cierto es que, sin importar si esto sea cierto o no, un buen líder se logra gracias a la preparación y la experiencia. Para lograr esto la capacidad de aprendizaje juega el rol principal.

Las habilidades para ser un buen líder, como por ejemplo la comunicación, la empatía y la asertividad son características muy importantes que se pueden desarrollar mediante técnicas y ejercicios específicos.

Sobre todo, mediante la retroalimentación de los compañeros de trabajo y los miembros del propio equipo.

Asimismo, hay otro tipo de aptitudes importantes que sólo se logran a partir del estudio y la preparación profesional, como el sentimiento de justicia, el autodominio, la toma de decisiones y la medición de riesgos.

En suma, es importante que los líderes inviertan su tiempo y atención en prepararse y en mejorar sus habilidades, porque solo de esta manera alcanzarán mejores resultados y serán más capaces de dirigir a sus equipos hacia las metas establecidas.

¿Cómo se refleja el aprendizaje en un buen líder?

De la mano de la pregunta anterior, una razón para aprender es ser un buen líder.

Desarrollar la capacidad de aprendizaje en una empresa conlleva beneficios individuales y grupales. Por ejemplo, si los empleados o el líder aprenden de los errores cometidos podrán no caer en las mismas situaciones, además de estar mejor capacitados para resolver los problemas cuando se vuelvan a presentar.

Cabe mencionar que el aprendizaje de un líder no está condicionado a las personas o las situaciones, es decir, puede aprender tanto de sus jefes como de sus subordinados o de cualquier otra persona que se encuentre a su alrededor.

El valor que un líder le asigne al aprendizaje será notado por los empleados, por ello es recomendable que los líderes motiven el aprendizaje a través de diversas dinámicas.

Algunas de ellas pueden ser la lluvia de ideas, los diálogos grupales, los trabajos de investigación y las exposiciones. Igualmente, es provechoso que el líder motive a sus colegas a participar constantemente en cursos, capacitaciones e incluso a incrementar su nivel de educación por medio de posgrados.

Un buen líder debe poner el ejemplo preocupándose por aprender de manera constante, así los empleados se darán cuenta que es algo valioso para el líder.

Asimismo, es importante que se recompense a aquellos empleados que demuestren más interés en la adquisición y desarrollo de sus habilidades y conocimientos.

Ejemplo de un líder que empleó el aprendizaje

Lenin fue un líder en Rusia y sus ideas tuvieron como base la corriente ideológica del comunismo y la filosofía de Marx, la cual aplicó como forma de gobierno en su país.

El hecho que inspiró y desató su liderazgo fue el asesinato de su hermano a manos del gobierno zarista. Por ello, este líder ruso estudió en las mejores universidades de Rusia y se tituló como abogado. Aprendió y analizó profundamente el pensamiento marxista hasta fundar la Liga de Combate por la Liberación de la Clase Obrera en San Petersburgo.

Este grupo posteriormente se convirtió en el Partido Obrero Socialdemócrata Ruso. El gobierno ruso deportó a Lenin a Siberia y en ese tiempo él aprovechó para seguir estudiando y para plantear cómo se podría llevara a cabo la revolución socialista y la aplicación de un gobierno ruso con inspiración marxista.

Lenin fue muy paciente y esperó a que las condiciones sociales e históricas necesarias para instaurar el socialismo se dieran, por ejemplo la Primera Guerra Mundial.

Además, Lenin realizó alianzas con otros líderes que tenían la misma ideología que él, como el pensador y político Troski.
Cuando el partido creado y presidido por este gran líder ruso tuvo bastante poder, Lenin decidió repartir tierras a los campesinos, por lo que obtuvo más poder cada vez.

Así mismo, comenzó a realizar sus planes para la instauración del gobierno marxista. Es importante mencionar que algunos planes sí funcionaron, pero muchos otros no. Por lo cual, Lenin tuvo que adaptar sus ideas a nuevas estrategias, aplicando en todo momento el aprendizaje.

Finalmente, Lenin se enfermó gravemente y murió, pero sus ideas y su legado comunista perduró por muchos años más.

Esto demuestra la gran visión y liderazgo que tuvo en su país, así como el efecto que el aprendizaje tuvo en este líder y sus grandes ideas.

¿Qué obstáculos se presentan para desarrollar el aprendizaje?

Como lo hemos mencionado, para ser un buen líder es importante desarrollar capacidades de aprendizaje que permitan el crecimiento y la adaptación constante.

Sin embargo, hay algunos obstáculos que pueden interponerse para potencialidad el aprendizaje. Como los siguientes:

  • Tener una mente estrecha. Las personas que realizan los procesos de la misma manera todo el tiempo y no están dispuestos a modificar sus acciones obstaculizan por sí mismos la mejoría de los procesos  y por ende limitan su aprendizaje.
  • No aceptar los errores o áreas de oportunidad. Cuando los líderes consideran que su manera de guiar a los demás es adecuada y no se preguntan qué pueden mejorar, el aprendizaje se ve frenado pues no se está buscando la mejoría ni el crecimiento.
  • Pensar que ya se sabe todo sobre el tema. El mayor obstáculo para el aprendizaje se da cuando un líder se considera especialista en su ámbito y por ello deja de buscar más información o deja de experimentar prácticas que lleven al mejor rendimiento personal y de su equipo de trabajo.

¿Cómo aplicar el aprendizaje en la vida cotidiana?

Actualmente se puede aprender en varios lugares, pues esta actividad no se restringe únicamente a las universidades o escuelas.

Existen medios de aprendizaje como los cursos en línea, capacitaciones en las oficinas e incluso la investigación individual; de igual forma, el aprendizaje no se limita a los temas pertinentes al área profesional, sino que una persona que está verdaderamente comprometida con aprender siente curiosidad por varios temas.

La clave para aprender es realizar preguntas sobre los temas, fenómenos o situaciones cotidianas que llamen la atención para posteriormente buscar cómo resolver esas preguntas, ya sea por medio de cursos reconocidos o bien a través de la investigación y formas autodidactas de adquirir conocimiento.

¿Por qué desarrollar el aprendizaje?

Muchos consideran que el liderazgo es algo natural o innato en algunas personas que tienen personalidades agradables, simpáticas y atrayentes.

Lo cierto es que, sin importar si esto sea cierto o no, un buen líder se logra gracias a la preparación y la experiencia y para lograr esto la capacidad de aprendizaje juega el rol principal.

¿Por qué desarrollarlo? Ser un buen líder es clave para el éxito de tu negocio.

Esto es así pues las habilidades para ser un buen líder, como la comunicación, la empatía y la asertividad son características importantes que se pueden desarrollar mediante técnicas y ejercicios específicos y que ayudarán al desarrollo de tu empresa.

Sobre todo se desarrollan mediante la retroalimentación de los compañeros de trabajo y los miembros del propio equipo.
Asimismo, hay otro tipo de aptitudes importantes que sólo se logran a partir del estudio y la preparación profesional, como el sentimiento de justicia, el autodominio, la toma de decisiones y la medición de riesgos.

En suma, es importante que los líderes inviertan su tiempo y atención en prepararse y en mejorar sus habilidades porque solo de esta manera alcanzarán mejores resultados y serán más capaces de dirigir a sus equipos hacia las metas establecidas.

¿Cómo aprender a ser un buen líder?

 Considerando que esta es una página sobre liderazgo, seguramente surge la duda de cómo ser un buen líder.

La respuesta a esta pregunta es sencilla: acércate a los especialistas en el tema.

Hay varios libros, seminarios y conferencias al alcance de todos. Lo más importante es tomarse el tiempo para desarrollar las habilidades de un buen líder.

Recomendaciones para profundizar

John C. Maxwell en su libro Buenos líderes hacen grandes preguntas plantea que los buenos líderes deben reflexionar y aprender de las preguntas que otros ya se han hecho, intentando responder a ellas desde su propia perspectiva y experiencia.

Liderazgo. Teoría, aplicación y desarrollo de habilidades de Robert N Lussier es en realidad una tesis doctoral. En este documento el autor profundiza en diversos enfoques para desarrollar un buen liderazgo, por ejemplo a nivel individual, grupal y empresarial.

Aprendizaje Cooperativo de Juan de Dios Arias, Carolina Cárdenas y Fernando Estupiñán es un trabajo que se enfoca en diversas estrategias para propiciar el aprendizaje en todo tipo de equipos. El liderazgo es una de las secciones del libro en donde se resalta la importancia de que el líder guíe a su equipo propiciando el aprendizaje continuo.

Finalmente, es necesario mencionar que la importancia del aprendizaje radica en que genera cambios constantes en la conducta, valores y forma de pensar de las personas, lo cual ayuda a la adaptación  y crecimiento de los individuos.