Saltar al contenido

Liderazgo burocrático

Liderazgo burocratico

Hoy en día, la palabra “burocracia” no es bien recibida, pues nos remite a la idea de un proceso fastidioso y tardado que se inventó hace mucho tiempo.

Es importante saber que algunos de estos prejuicios pueden ser verdaderos desde ciertas perspectivas, pero en algunas otras situaciones la burocracia puede ser útil, como es el caso del liderazgo burocrático.

Conoce más sobre este tipo de liderazgo, aprende cuándo ponerlo en práctica y cuáles son sus ventajas y desventajas.

¿Qué es?

El liderazgo burocrático es aquel que sigue normas estrictas, establece objetivos claros y reparte tareas concretas a cada uno de los miembros de la empresa.

Normalmente, se establecen jerarquías rígidas bajo este esquema, por lo que cada cargo, plaza o puesto es supervisado por personal de mayor nivel.

La mayoría de las veces el líder burocrático es elegido por un comité, consejo o grupo colegiado, el cual espera que el líder aporte una nueva forma de trabajar, aunque dicha nueva visión debe ser precisa, uniforme, estricta y sobre todo estar alineada con los valores y principios de la empresa.

Características del liderazgo burocrático

Algunas de las características de este liderazgo son las que te mencionamos a continuación.

  • Las empresas establecen normas y procedimientos estrictos que los empleados deben seguir.
  • Los líderes tienen mejores habilidades y más experiencia que los subordinados, por eso son los que toman las decisiones más importantes.
  • La calidad de las tareas realizadas es muy alta y consistente, pues está avalada por procedimientos preestablecidos.
  • Existe un gran nivel de control y todas las tareas son sistemáticas y automatizadas.
  • Hay mucha precisión, uniformidad, rigurosidad y continuidad en los
    procedimientos.
  • Las problemáticas que surgen son muy reducidas y el rango de error es mínimo. 
  • La comunicación entre los líderes y los subordinados es asimétrica, pues el líder siempre tiene mayor peso e importancia.
  • Se premia a los empleados que tienen más experiencia trabajando en la empresa porque tienen mayor conocimiento de las reglas y saben cómo responder ante posibles problemas.

Breve historia del Liderazgo burocrático

La burocracia nació de la necesidad de los estados de organizarse y solucionar problemas heredados de la Edad Media.

El término burocracia se utilizó por primera vez en el siglo XVIII por Vincent de Gourmay, pero fue redefinido por Max Weber. Weber consideraba que la burocracia era la forma más racional y sistemática de administrar un estado.

Sin embargo, en la actualidad la burocracia es entendida como una manera inflexible y poco práctica de realizar procesos gubernamentales.

El liderazgo, por su parte, surgió de la urgencia de encontrar una manera de motivar a los deportistas a alcanzar su máximo rendimiento, para ello los especialistas se apoyaron de diversas áreas como la psicología, la filosofía y la sociología.

Los creadores del liderazgo burocrático estudiaron a lo largo del siglo XX a los hombres más grandiosos de la historia, su objetivo era identificar las características comunes entre los grandes líderes de la historia para después desarrollar dichas habilidades en algunas personas y así impulsar nuevos líderes.

Como este estilo de liderazgo tuvo tanto éxito se fue extendiendo en varios ámbitos como los negocios, la educación y la superación personal. Así fue como en los ámbitos de administración pública se consolidó el liderazgo burocrático.

El propósito de este es encontrar una manera de administrar los recursos públicos de manera ordenada, transparente y siguiendo normas específicas.

La principal característica del liderazgo burocrático es que aquella persona que sea designada como líder obtenga su cargo por medio del poder legitimizado.

Biografía breve de un líder burocrático

Alfred P. Sloan es el ejemplo de un líder burocrático exitoso, pues revolucionó el sistema automotriz a través de la administración y la burocracia.

Su gran idea fue rediseñar la estructura de General Motors en cinco divisiones, cada una especializada en automóviles para distintas audiencias.

Su idea fue tan brillante que otras automotrices decidieron
seguir su administración para poder competir con General Motors.

Este líder nació en 1875 en Connecticut, EUA. Su familia era comerciante, dueña de una empresa pequeña de importación del café. Su educación universitaria fue muy privilegiada, estudió ingeniería eléctrica en el MIT.

Al salir de la universidad comenzó a trabajar en una empresa automotriz creando piezas para autos, Alfred P. Sloan vio la posibilidad de adquirir la empresa y con ayuda de su papá y otros inversionistas la compró.

Su visión a largo plazo permitió que su empresa se fusionara con otras empresas más pequeñas, hasta que su compañía se convirtió en una parte de General Motors.

Por muchos años, Sloan fue el vicepresidente de la empresa y posteriormente se volvió el presidente de General Motors. Su gestión administrativa fue lo que impulsó a este gigante automotriz hasta que se convirtió en la empresa de automóviles más exitosa de Estados Unidos.

Otros logros de Alfred P. Sloan fueron el perfeccionamiento de la segmentación del mercado, la implementación de estrategias de préstamos para compras de automóviles, así como los incentivos de desempeño para incentivar a los empleados.

El liderazgo de Sloan es un gran ejemplo de cómo la administración, el establecimiento de reglas, procedimientos y metas pueden beneficiar a las empresas y ayudarlas a crecer.

Cómo ser un buen empleado de un líder burocrático

Para generar confianza los empleados que trabajen con los líderes democráticos deberán conocer y respetar los procesos de la empresa.

Al conocerlos y seguirlos a detalle realizarán sus tareas como se les ha requerido y cometerán mucho menos errores.

Además, una de las claves más importantes para triunfar al trabajar con un líder de este estilo es respetar las jerarquías y ser muy educado al tratar con personas de mayor experiencia o rango.

Al mismo tiempo, un líder burocrático se sentirá cómodo laborando con empelados que quieran hacer una carrera en esa empresa, que tengan un compromiso a largo plazo y que crean en la misión de la institución en la que trabajan.

Un empleado con una conducta intachable, organizado y eficiente será recompensado por un líder burocrático.

Una característica que también valorará un líder es la habilidad para hacer más eficientes los procesos, es decir, que el empleado recomiende una mejora para realizar las tareas manteniendo el mismo nivel de calidad en los productos o servicios.

Las ideas siempre deberán presentarse como recomendaciones y oportunidades de mejora, y no como mandatos o de manera autoritaria.

¿Cuándo ponerlo en práctica?

Hay algunas empresas que pueden sacar mucho provecho del liderazgo burocrático, especialmente en ambientes en los que existen riegos para la salud o de integridad de los empleados, por ejemplo en plantas nucleares, constructoras o empresas químicas.

Asimismo, el liderazgo burocrático debe aplicarse cuando es importante que los empleados sigan una rutina y ciertas normas de seguridad como en bancos, estaciones de policía o de bomberos.

Otro tipo de empresas también pueden poner en práctica el liderazgo burocrático cuando se encuentren en situaciones de riesgo, necesiten tener más control sobre las acciones de sus empleados y socios o simplemente necesiten establecer un ambiente de respeto y educación entre los miembros de la empresa.

Este tipo de liderazgo puede ponerse en práctica por periodos cortos o medianos, con el fin de que los resultados de algún proyecto se apeguen estrictamente a algún ideal o a los principios de un cliente muy estricto.

Ventajas

Algunas ventajas de seguir este tipo de liderazgo son las siguientes:

  • Los riesgos de error se disminuyen
  • Se obtienen resultados de calidad
  • Los resultados son eficientes y siguen los tiempos establecidos
  • Se establecen reglas iguales para todos, por lo que no hay lugar a privilegios

Desventajas

En cambio, las desventajas del liderazgo burocrático son:

  • No se aceptan cambios en los procesos
  • No se acepta la creatividad o aportes de aquellos que se encuentren por debajo en la estructura jerárquica
  • El trabajo se vuelve estándar, por lo que no se valora la individualidad
  • El ambiente de trabajo normalmente es tenso, aunque no necesariamente

Liderazgo que contrasta con el liderazgo burocrático

La principal característica del liderazgo burocrático es la exigencia de que tanto el líder como los empleados se apeguen a normas preestablecidas.

Estas exigencias son útiles en algunos casos, por ejemplo, en situaciones de riesgo financiero en el que todos los procesos deben estar muy bien identificados, así como en los ámbitos de la administración pública.

El liderazgo que contrasta con este tipo de guía es el liderazgo laissez faire, en el cual cada miembro de un equipo tiene la libertad de operar de acuerdo con sus preferencias y metas.

Cada individuo puede ser creativo en la solución de sus problemas y muchas veces trabaja con poca y ninguna supervisión.

Estos dos tipos de liderazgo representan los extremos de una gran diversidad de estilos de liderazgo y ambos tienen tanto ventajas como desventajas.

La clave de ambos estilos reside en reconocer cuándo y dónde ponerlos en práctica.

Libros para profundizar

Burocracia. Gestión empresarial frente a gestión burocrática. Este libro de Ludwing von Mises da a conocer un método de burocracia y gestión muy práctico y aplicable para varios ámbitos de la vida empresarial.

Lo que el autor hace es combatir la idea de que la burocracia es un mal de la sociedad, argumentando que puede ser una manera eficaz de administración. Ludwing asegura que la mala fama de la burocracia se debe a que se ha expandido a otras esferas de la vida social, pero que si se limita solo a situaciones gubernamentales especiales entonces se tendrán muchos beneficios.

Intelectuales y Burocracia escrito por Gina Zabludovsky Kuper. El objetivo de este texto es indagar un poco sobre cómo surgieron las burocracias y cómo pueden transformarse en la actualidad.

Además, la autora hace hincapié en la injerencia de los intelectuales y cómo sus posturas teóricas influyen en la sociedad. El intelectual que más menciona es Max Weber, pues compara sus postulados sobre la burocracia con el pensamiento de George Simmel, Isaiah Berlin y Norbert Elias.

Estilos de dirección y liderazgo en las organizaciones. Propuesta de un modelo para su caracterización y análisis, por Iván Darío Sánchez. El texto describe y diferencia algunos estilos de liderazgo.

Además, presenta dos teorías, la Teoría X y la Teoría Y, a partir de las que desarrolla una propuesta para la dirección de organizaciones. Así mismo, Iván profundiza sobre las características personales de los líderes y aconseja utilizar un estilo de liderazgo adecuado a la personalidad de cada líder.

Sin duda, los estilos de liderazgo deben considerarse de acuerdo con las necesidades de la empresa y clientes.

¿Has ejercido el liderazgo burocrático?