Saltar al contenido

Liderazgo autocratico

Liderazgo Autocratico firme y poco flexible

Origen del concepto

Antes de empezar a definir en qué consiste el liderazgo autocrático es importante conocer su origen. Este radica en una forma de gobierno denominada autocracia.

Los gobiernos en los que el poder supremo radica en una sola persona son los que conocemos como autocracias y los ejemplos más claros los tenemos en las monarquías o en los gobiernos dictatoriales.

Si hay solo una persona como máxima jerarquía de un país es autocracia, del mismo modo, si en una empresa solo hay un dirigente y no comparte el poder con otra persona estamos ante un líder autócrata.

Breve historia del liderazgo autocrático

El liderazgo autocrático está inspirado en los grandes líderes de la historia como Julio César, Hitler y Stalin, quienes se impulsaron a sí mismos y también a otros a alcanzar los mejores resultados.

Sin embargo, el liderazgo autocrático se enfoca en el autogobierno y en la autocrítica sin ser llevado al extremo, en el cual cayeron algunos de los líderes ya mencionados.

Lo que se resalta en el liderazgo autocrático son las ideas modernas que rompen paradigmas y conducen a cambios importantes que benefician a la sociedad.

Uno de los primeros autores que estudió este tipo de liderazgo es Kurt Lewin, quien en 1930 consideró que el liderazgo autocrático se caracteriza por líderes con gran capacidad de toma de decisiones, personalidades con habilidades para establecer estructura y organización en cualquier tipo de situaciones, así como por una personalidad creativa y propositiva.

Características del liderazgo autocrático

La responsabilidad de los resultados recae en una sola persona, pero este liderazgo involucra mucho más allá de esto.

  • Los líderes autocráticos son autosuficientes, pues toman decisiones por sí mismos sin consultar a sus empleados.
  • Este estilo de liderazgo requiere que los líderes estén bien
    preparados y sean capaces de asumir todas las consecuencias de sus decisiones. Al mismo tiempo, su mentalidad es muchas veces paternalista, pues cuidan de los demás y consideran que los otros dependen de alguna manera de él o ella.
  • El líder autocrático confía las tareas más importantes solo a aquellas personas que considera capaces, aunque aún así revisa todas las tareas que su equipo realiza.
  • Los protocolos, reglas y procedimientos son muy importantes para un líder de este estilo, pues confía en que los mecanismos son los que evitarán errores.
  • Los tiempos de respuesta de los líderes autocráticos son más rápidos que en otros tipos de liderazgo más colaborativos, lo cual en algunos casos es muy favorable.
  • Además, otra característica muy presente es que estos líderes se basan en las recompensas y castigos. Los errores son señalados y pocas veces olvidados, mientras los aciertos generan confianza y ascensos.

Las ventajas del liderazgo autocrático son eficacia, eficiencia, bajo índice de errores, estructura y rapidez.

¿Cómo es el líder autócrata?

  • Una persona muy segura de sí misma
  • Excesivamente responsable
  • Mucha experiencia en el sector en que se desenvuelve
  • Habilidad de comunicación
  • Excelente capacidad de respuesta ante situaciones problemáticas
  • Personalidad dominante
  • Conocimiento profundo de la empresa

Por lo anterior podemos deducir, que no cualquier persona puede asumir esta manera de conducir un negocio, ya que solo sobre sus hombros pesará el éxito o el fracaso del mismo.

Biografía de un líder autocrático

Fidel Castro es un político cubano que puso en práctica el liderazgo autocrático.

Para encabezar la revolución cubana tuvo que ser una persona preparada, exigente consigo mismo y de decisiones firmes.

Además, era carismático y su preocupación por las personas más desfavorecidas era prominente.

Fidel estudió Derecho en la Habana, pues sus intereses siempre fueron revolucionarios. Desde joven participó en manifestaciones contra el gobierno dictador, tanto que fue exiliado por unos años a México.

Cuando volvió a su país, el gobierno de Fulgencio Bautista era desigualitario y favorecía más a los Estados Unidos. Fidel no lo pudo aceptar, así que se sublevó contra el gobierno.

Sus primeros intentos no fueron exitosos, pero le ayudaron a ganar popularidad y a despertar al pueblo para que no soportara las injusticias.

Tras dos años de estar en la cárcel y algunos años de exilio en México por segunda vez, Fidel volvió con un plan para derrocar al gobierno. Su movimiento comenzó en las zonas rurales de Cuba y poco a poco se fue extendiendo a zonas más urbanas.

La mano derecha de Fidel fue su hermano, quien siempre lo apoyó en su proyecto.

El movimiento socialista logró derrotar a la dictadura y Fidel Castro, unos años después, logró encabezar el poder para cumplir con sus promesas y mejorar la vida de los campesinos.

Qué se espera del empleado de un líder autocrático

Un líder autocrático busca empleados con ciertas características, como las siguientes.

  • Comprometidos con su trabajo
  • Con mucha atención al detalle
  • Que sepan seguir procesos y con respeto a los protocolos
  • Cumplidos en tiempos de entrega y calidad requerida
  • Proactivos para resolver problemas
  • Respondan bien al estrés o presión
  • Sepan seguir instrucciones
  • Hagan el trabajo de manera adecuada

De esta forma, el empleado generará confianza y recibirá cada vez tareas más importantes.

Un líder autocrático elige personas con las que comparta valores y visiones del mundo y que crea que el trabajo que realiza es importante y trascendente para la sociedad.

¿El liderazgo autocrático es positivo o negativo?

Es difícil dar un calificativo a esta forma de dirigir una empresa ya que se conocen muchos casos de negocios que han sido muy prósperos, precisamente por la gran habilidad de su dirigente, sin embargo, en la mayoría de los casos se trata de compañías pequeñas o familiares.

También hay un gran porcentaje de personas que rehúyen las grandes responsabilidades y prefieren que sea otro el que tome las decisiones y así no corren el riesgo de equivocarse, este tipo de gente necesita justamente de alguien que los guíe y les indique lo que hay que hacer.

Por la gran responsabilidad que tiene, esta persona suele dar el máximo desempeño y exigir a los colaboradores la consecución de los objetivos en plazos cortos y con la máxima eficiencia.

Por otro lado, este sistema frecuentemente no es muy popular entre los trabajadores porque su palabra no es tomada en cuenta, se considera que ellos solo deben cumplir órdenes y no aportar ideas, lo cual, en muchos casos, provoca alta rotación de personal.

En la actualidad, y sobre todo en las grandes empresas, la participación de los trabajadores en las decisiones importantes se está convirtiendo en una práctica común que ha demostrado que se aprovecha más el potencial de los empleados, a la vez que ellos se sienten más valorados y, por ende, más contentos.

Otro factor que también se ha convertido en algo muy relevante hoy en día, es el trabajo en equipo y la autocracia no comulga mucho con ello.

Por el contrario, este tipo de personas tratan de hacer lo más posible sin delegar, lo que en ocasiones frena el crecimiento de la empresa.

El liderazgo con el que combina o contrasta

El liderazgo autoritario contrasta con el liderazgo autocrático en el sentido en que el primero es un extremo del segundo.

Cuando un líder pierde de vista que su equipo también es capaz de tomar decisiones y brindar ideas y soluciones es muy fácil caer en el extremo del autoritarismo.

El autoritarismo se caracteriza por la guía de una personalidad muy determinada y poderosa, el establecimiento de jerarquías muy marcadas en donde los subordinados no pueden expresar sus opiniones con libertad, así como por la presencia de reglas no flexibles establecidas por un pequeño número de personas.

Además, un líder autoritario se preocupa por llevar a la práctica sus ideas sin importar las implicaciones negativas que esto conlleve a los demás.

El autoritarismo es un extremo que debe ser evitado en cualquier organización social, pues es poco ético y muy problemático.

En cambio, el liderazgo autocrático es necesario en situaciones de mucho estrés o riesgo y en casos de emergencias — como por ejemplo en la milicia, en la medicina o en las plantas con reactores nucleares — el liderazgo autocrático es muy útil, pues se logran decisiones certeras, rápidas y bien pensadas.

Un buen líder autocrático es una persona experimentada en situaciones de riesgo que establece normas para proteger a los demás y que siempre busca el bien común.

La realidad es que implementar el liderazgo autocrático es muy complicado, pues resulta muy fácil perder de vista la empatía, la justicia social e incluso el respeto entre el líder y sus subordinados.

Recomendaciones para profundizar: libros o expertos

Liderazgo público efectivo. Este libro de David Villanueva está enfocado en los líderes que desempeñan un rol en un cargo público. Presenta una metodología para ayudarte a organizar tu trabajo tomando en cuenta los intereses de tu equipo y de la sociedad, así como tu desarrollo profesional.

En este manual encontrarás muchos diagramas y escenarios que funcionan como ejemplos. David propone una vía de servicio y efectividad para guiar un equipo.

Perfil del líder: Hacia un liderazgo virtuoso. Alexandre Dianine habla en este documento sobre cómo las virtudes personales son el fundamento de la excelencia profesional.

Asegura que su enfoque es necesario para enfrentar las crisis actuales que
representan los cambios de valores de la sociedad. Además, pone de ejemplo la vida de algunos líderes importantes para señalar sus valores y virtudes. Alexandre propone un método de crecimiento personal y profesional para impulsar cambios en la sociedad.

De Líder a Líder. Este libro es una recopilación de los mejores artículos de liderazgo publicados por la fundación Drucker. Se presentan 35 artículos de los autores más reconocidos en el ambiente de liderazgo.

El objeto de la publicación es brindar diferentes perspectivas para el alcance de las metas y para desarrollar fortalezas profesionales. Este texto también responde a los principales cuestionamientos que los líderes se plantean cuando guían un equipo.

Liderazgo debate y perspectivas. Abraham A. Hernández Paz es el  coordinador de este texto que discute los diferentes estilos de liderazgo que se pueden aplicar tanto en los sectores públicos como privados.

Abraham sugiere tomar en cuenta los contextos y objetivos de cada grupo con fin de elegir el mejor estilo de liderazgo según cada caso.

Si el tema te pareció interesante, déjanos saber tu opinión sobre lo que significa para ti el liderazgo autocrático.