Saltar al contenido

Confianza

Confianza

La confianza que un empleado tiene en el líder se considera una de las piedras angulares en temas de liderazgo, por ello es una de las habilidades de gestión más necesarias.

Se ha comprobado que la confianza propicia que los empleados se esfuercen más en su labor y sean más eficientes, volviéndola una cualidad más que importante.

En este artículo expondremos qué es la confianza, cómo se refleja en un buen líder y qué acciones pueden realizar tanto los buenos líderes como los buenos empleados para fortalecer la confianza que los demás tienen en ellos.

¿Qué es la confianza?

Esta cualidad se refiere a la seguridad que alguien desarrolla en otro individuo o en sí mismo, propicia la creencia de que la otra persona sabrá cómo desenvolverse en el futuro y al mismo tiempo disminuye la incertidumbre respecto a las acciones de los demás.

Asimismo, la confianza es la esperanza firme que alguien tiene de que alguna cosa o situación suceda o se presente de una forma determinada. La confianza en una persona o situación propicia seguridad, especialmente al emprender una acción difícil.

La confianza es la base de las relaciones sociales, pues la mayoría de los individuos tenemos la certidumbre de que los demás respetarán los códigos y normas establecidos dentro del grupo social o la comunidad. La confianza en los demás crea relaciones estables y fiables.

¿Cuál es el opuesto a la confianza?

Lo opuesto a propiciar un ambiente de confianza es la desconfianza en un líder o en la institución misma.

Dicho ambiente debe evitarse en la medida de lo posible, pues dará lugar a situaciones de confusión como propiciar rumores sobre los
colaboradores, líderes o el funcionamiento de la compañía.

La desconfianza generará un ambiente de trabajo complicado que obstaculizará el rendimiento de los colaboradores.

Un líder que genera desconfianza tiende a ser autocentrado y elegir su propio éxito sobre el de su equipo.

Además, no escucha las necesidades de sus colaboradores y no valora las ideas de los demás. Por si fuera poco, un líder de este estilo tiende a preferir o a dar más confianza a ciertos colaboradores, lo cual entorpece el crecimiento y la unidad del equipo de trabajo.

Razones para desarrollar la confianza

En pocas palabras, ser un líder significa que otras personas seguirán tu ejemplo y guiarán sus acciones basándose en tus decisiones, por lo cual es importante que los miembros de tu equipo tengan confianza en ti.

De esta forma se sentirán más cómodos trabajando a tu lado.
Por otro lado, hay varias ventajas por las cuales es útil desarrollar la confianza de los miembros del equipo en el líder:

  • Los miembros del equipo comparten sus ideas y opiniones con más seguridad, lo que se traduce en decisiones mejor informadas
  • Cuando los empleados confían en su líder se comprometen en mayor grado a realizar sus tareas, lo cual conlleva a mejores resultados
  • Al confiar en un líder, los miembros de una empresa respaldan la misión de la institución y se convierten en un elemento más productivo y valioso

En suma, un equipo que confía en su líder es más eficiente, propositivo, creativo y obtiene mejores resultados.

Obstáculos de la vida diaria

Desarrollar la confianza y seguridad en sí mismo es algo complejo, sobre todo porque el ambiente empresarial impone varios obstáculos.

Los tres principales retos para desarrollar la confianza son:

  • Tomar decisiones precipitadas o demasiado examinadas. Los entornos empresariales empujan a los líderes y a los empleados a tomar decisiones rápidas y eficaces, lo cual impone mayor presión para tomar decisiones acertadas. Al mismo tiempo, pensar demasiado una situación conlleva el riesgo de dar mayor peso a elementos que no lo tienen. La clave está en encontrar un equilibrio al momento de tomar decisiones.
  • El miedo al fracaso. El miedo a equivocarse es el principal obstáculo para desarrollar la confianza, pues muchas veces resalta las dificultades de llevar a cabo una tarea.
  • No celebrar con la misma intensidad los logros y los errores. El entorno suele castigar con mayor intensidad los errores o proyectos fallidos y olvidar la celebración de las victorias. Celebrar genera satisfacción y esto ayuda a fortalecer la confianza.

¿Cómo se refleja en un buen líder?

Un buen líder genera un ambiente de confianza entre su equipo de trabajo, el cual propicia el diálogo, la creatividad y la toma de decisiones colaborativa.

Además, al propiciar un ambiente de confianza los trabajadores ven al líder como un modelo a seguir y como aquella persona que los guía hacia el cumplimiento de las metas deseadas.

En la medida en que el líder realice las acciones a las que se comprometió se reforzará la confianza que los demás tienen en él.

De esta manera, los empleados serán más eficaces en su trabajo, ya que tendrán fe en que el líder dirige la empresa u organización hacia el rumbo correcto.

Los buenos líderes se caracterizan por tener confianza en sí mismos y en su equipo de trabajo.
Esto se puede saber porque cuentan con las siguientes actitudes en el ambiente laboral:

  • Conoce sus habilidades y debilidades. Un líder con confianza en sí mismo se conoce muy bien, por lo que tiene bien identificados sus fortalezas.
  • Al mismo tiempo, conoce sus áreas de oportunidad y busca mejorar.
  • Facilidad para tomar decisiones.Cuando un líder toma las decisiones de manera confiada se nota, tienen seguridad, habilidad para analizar las variables y sobre todo asumen las responsabilidades que cada decisión que tomen conlleve.
  • Sabe los límites de su conocimiento y no teme decir que no conoce algún tema. Acepta que no es posible ser especialista en todo y respeta que sus colaboradores pueden saber más de un tema que él o ella. Por eso, disfruta mucho de trabajar en equipo y de escuchar las opiniones
    de los demás.
  • No tiene resistencia a modificar y ajustar los planes ante imprevistos. En otras palabras, sabe cómo adaptarse a las necesidades y ajustar las prioridades.
  • Su actitud es positiva. Confía en que las cosas saldrán de la mejor manera posible y está seguro o segura de que su experiencia, capacidad y habilidades lo respaldan para sobrellevar cualquier reto.
  • Su manera de actuar está libre de dudas. La imagen que proyecta a los demás es de seguridad, liderazgo y apertura.
  • Constantemente aprende. Recomienda artículos o libros, toma cursos e invita a los demás a hacer lo mismo.

La confianza es un ejercicio constante que garantiza buenas recompensas.

¿Cómo aplicarlo en la vida cotidiana?

Para que los demás desarrollen confianza en un individuo resulta importante que dicho individuo realice las siguientes tareas:

  • Compartir los eventos personales, razonamientos, dudas, formas de ver la vida, es decir, compartir sus pensamientos, emociones y experiencias
  • Aceptar que los demás tienen distintos puntos de vista acerca de la misma situación
  • Involucrar a los demás en la toma de decisiones o en la planeación de estrategias competitivas
  • Ser honesto en cuanto a los riesgos y ganancias que propician las decisiones tomadas
  • Ser leal a los demás y sobre todo a la empresa en la que labora
  • Cumplir con aquellas acciones a las que se comprometió y en el caso de que no se cumplan explicar las razones por las cuales no se tuvo éxito

Otras maneras son las siguientes:

  • Que tus acciones hablen por ti. Ejemplifica con tus acciones la manera de trabajar que quieres que se desarrolle en el equipo.
  • Cumple con los acuerdos y promesas. Resulta de suma importancia que respetes los acuerdos previos. Si decides modificar ciertos aspectos, asegúrate de comunicar las razones.
  • Comunica toda la información que tengas y que te sea permitido, de manera que se genere un ambiente de transparencia y puertas abiertas.
  • Acepta tus limitaciones. Si no conoces cierta información o no estás seguro de cómo realizar una tarea, ¡acéptalo! Comprométete a investigar y acepta sugerencias de tus colaboradores.

  • Propicia la cultura de la retroalimentación. Organiza reuniones mensuales o quincenales para reunir a tu equipo y platicar sobre los aspectos que se pueden mejorar. Establezcan un plan.

Ejemplo de un líder con confianza

Bill Gates es uno de los líderes más reconocidos a nivel mundial y su labor es un ejemplo de la confianza que tiene en sus habilidades. Te platicamos un poco más sobre él y sus cualidades de liderazgo.

Su nombre completo es William Henry Gates III y es un famoso empresario
estadounidense, aunque su gran liderazgo es reconocido porque es el fundador de Microsoft.

Desde pequeño Bill tuvo una educación privilegiada, por lo que siempre estuvo en contacto con las computadoras más avanzadas de su época y, de hecho, Bill Gates decidió estudiar la universidad en Harvard.

Mientras cursaba la licenciatura comenzó a gestar el proyecto de Microsoft junto con Paul Allen, que era un amigo suyo de la infancia. Aunque Bill no terminó la universidad, decidió comenzar a trabajar en MITS fabricando calculadoras.

Unos años después, cuando ya había consolidado Microsoft, consiguió un proyecto para colaborar con IBM diseñando sistemas operativos para computadoras. Desde ese momento, la empresa de Bill Gates y su amigo creció de manera exponencial.

La confianza que Bill Gates tiene en sí mismo y en su compañero fue reconocida en toda la empresa.

Sus acciones como emprendedor y líder fueron observadas también en otros ámbitos, como en crear varias fundaciones filantrópicas junto con su esposa Melisa Gates, con quien decidió desde principios de los 2000 donar la mitad de sus ganancias a diversas causas.

Por otra parte, es un colaborador inteligente y tenaz a nivel internacional, lo que llevó sus propuestas a ganar el premio Príncipe de Asturias en el 2006.

Bill Gates es un excelente ejemplo de un líder con confianza.

Recomendaciones para profundizar: libros o expertos

Si quieres saber más sobre la confianza como fundamento individual y como base para generar unión en una sociedad, lee Confianza. Este texto escrito por Milas Luhmann, uno de los sociólogos más reconocidos del siglo XX, profundiza en la estructura de la confianza como un mecanismo psicológico necesario en los individuos y un elemento fundamental para la comunicación de cualquier grupo.

La velocidad de la confianza, libro de Stephen M.R. Covey está dirigido
especialmente al ambiente empresarial. El autor habla sobre la confianza desde una perspectiva empírica y analítica.

Lo mejor de todo, es que encontrarás ejemplos prácticos y reales de cómo afianzar la confianza en un equipo de trabajo.

Claire Kay y Katty Shipman escribieron La clave de la confianza. Este libro está especialmente dirigido para mujeres y el propósito es colaborar con las lectoras para que desarrollen la autoconfianza. Las autoras hacen un recorrido conceptual de las discusiones de la autoconfianza, un análisis de su manifestaciones y además brindan consejos para desarrollarla.

Finalmente, es importante tener en mente que para que los demás depositen su confianza en un individuo es necesario que en primer lugar dicho individuo tenga confianza en sí mismo, en sus habilidades y en sus capacidades de liderar a los demás.

Todo esto te ayudará a crear y fomentar la confianza en tu espacio laboral y en diversas áreas de tu vida.