Saltar al contenido

Comunicación

comunicacion

En el mundo laboral actual se requiere tener las capacidades para ser un buen líder, lo cual no significa mandar a los demás ni imponer opiniones o prejuicios personales. Un buen líder inspira confianza a sus compañeros de trabajo, sabe escucharlos y sobre todo es asertivo al momento de compartir sus ideas.

Para ser un buen líder y buen colaborador es necesario cultivar diversas cualidades, una de estas es la comunicación; a continuación presentamos qué es, cómo se refleja y cómo podemos desarrollarla.

¿Qué es?

La comunicación consiste en la capacidad de decir o escuchar comentarios y críticas; debe ser bidireccional, es decir, se precisa que las partes involucradas tengan la apertura de dialogar; considerando esto, para desarrollar habilidades comunicativas se debe poner énfasis en por lo menos dos cuestiones: Hablar y escuchar.

Hablar: La capacidad de transmitir claramente las ideas. Para lograrlo, lo más importante es tener en cuenta las características del receptor o de la audiencia que escuchará el mensaje; algunas veces, repetir el mensaje con diferentes palabras ayuda a que los demás entiendan el mensaje exacto que se quiere comunicar. También es importante utilizar las palabras adecuadas para cada circunstancia.

Escuchar: Saber escuchar es la parte de la comunicación que más se ha dejado de lado, sin embargo, es tan importante como saber hablar. Escuchar a los demás nos permitirá conocerlos mejor, aprender de ellos, entender sus necesidad e incluso adoptar algunas de sus ideas.

¿Cuál es el opuesto a la comunicación?

El aislamiento o falta de comunicación es lo opuesto a la comunicación. La falta de ésta se puede dar en diferentes grados, desde los simples malentendidos hasta el aislamiento de los colaboradores y la falta de cooperación en un equipo.

Cuando un líder no mantiene y promueve una comunicación efectiva con su equipo se pueden dar muchas situaciones desafortunadas como no alcanzar los objetivos, no cumplir con los tiempos propuestos, propiciar un ambiente de trabajo no sano o incluso enfrentarse a mucha rotación de personal.

Al mismo tiempo, la falta de comunicación en las empresas genera inseguridad o desconfianza tanto de los empleados hacia el
líder, como del líder hacia los empleados.

De hecho, en algunos estudios se ha encontrado que la falta de comunicación genera desmotivación en los empleados, pues que no comprenden las razones de sus tareas.

Igualmente, los empleados pierden la motivación al cometer errores en sus labores. Lo cierto es que cuando la comunicación no es adecuada los empleados tienden a cometer errores principalmente porque no comprenden cómo deben realizar sus tareas y desconocen qué se espera de ellos.

¿Cómo se refleja en un líder?

Un buen líder es capaz de escuchar adecuadamente a sus empleados y al mismo tiempo es hábil para transmitir sus ideas.

Al momento de compartir las ideas es necesario tener en cuenta que no todos los empleados aprenden y comprenden de la misma manera o a la misma velocidad, por ello ayudarse de imágenes o esquemas es conveniente.

Otra clave para ser un buen orador es planificar el mensaje que se quiere trasmitir, de forma que sea claro y ordenado y se ahorre tiempo, lo cual tendrá la ventaja de lograr reuniones más eficientes.

Por otro lado, las habilidades comunicativas de los líderes intervienen especialmente cuando estos brindan retroalimentación a sus empleados.

Saber cómo darla es esencial para ser un buen líder, pues cuando un colaborador hace bien las cosas es importante decirle qué tan valorado es su labor.

Asimismo, cuando alguien realiza mal su trabajo es fundamental indicarle en qué se equivocó y cómo puede mejorar.

¿Cómo es un líder con buenas habilidades comunicativas?

Seguimos profundizando en lo que un líder debe reflejar con buenas habilidades de comunicación.

Un buen líder tiene prácticas de comunicación sanas y asertivas, lo cual se nota en diversos aspectos como los siguientes:

  • Habla de manera clara estableciendo objetivos específicos para todos: Un líder no se anda con rodeos, si no que cuida las palabras que utiliza e intenta que sus mensajes sean claros y precisos.
  • Comparte lo que sabe. Parte de ser un líder con habilidades de comunicación consiste en compartir los conocimientos a todo el equipo por igual, de manera que todos puedan mejorar en su rendimiento.
    Además, un líder que gusta de compartir anima a los demás a también compartir sus conocimientos y a enseñar sus habilidades.
  • Promueve la comunicación personal y los encuentros cara a cara. En la medida de lo posible, un buen líder prefiere realizar reuniones o encuentros cara a cara para tratar la mayoría de los temas, pues la comunicación oral muchas veces resulta más práctica que la escrita.
  • Evalúa y pide retroalimentación sobre su papel. Un buen líder sabe cómo evaluar el trabajo de los miembros de su equipo agradeciendo cuando el trabajo se realiza correctamente y pidiendo cambios cuando las tareas no tienen el nivel necesario.
    Asimismo, pide constantemente que su equipo le dé retroalimentación para mejorar su trabajo o su papel de líder.
  • Resuelve los problemas hablando. Cuando se presenta un problema, un buen líder gusta de encontrar soluciones por medio del habla integrando a la plática a todos los miembros que puedan contribuir a la resolución del problema.

Estas son las características que debemos tomar en cuenta para un estilo de liderazgo efectivo.

Christiana Thorpe, líder en Sierra Leona

Una de las líderes que pone en práctica sus extraordinarias habilidades de
comunicación es Christiana Thorpe.

Ella es la Presidenta de la Comisión Electoral Nacional de Sierra Leona, asimismo es la fundadora y exdirectora del Foro para Docentes Africanas.

Christiana nació en Freetown, Sierra Leona, África, en 1955. En su juventud decidió dedicarse a la vida religiosa, por lo que se convirtió en monja. Sus deseos de ayudar al mundo no se satisficieron en ese medio, por lo que abandonó el convento y se dedicó a proteger y educar a las niñas de su país.

Su labor en la docencia tuvo tal impacto que se convirtió en la viceministra de educación. Su labor se extendió a lo largo de los años a trabajar con niños que fueron desplazados por las guerras.

Al terminar el período de guerras de su país, Thorpe se convirtió en una de las voces más importantes del nuevo Estado.

Contribuyó a la restauración de su país por medio de la organización de elecciones pacíficas y ordenadas, en la que todas las voces fueron tomadas en cuenta.

Además, Christiana Thorpe comenzó campañas de educación cívica, por medio de las cuales creó conciencia en la población sobre la importancia de emitir su voto y la necesidad de la participación ciudadana en la esfera política.

Actualmente, Christiana Thorpe es reconocida como una de las más importantes líderes de África, es conocida como promotora de la paz y también como una gran educadora.

¡Sin duda ha tenido grandes habilidades comunicativas!

Razones para desarrollar la buena comunicación

Mantener una buena comunicación interna en una empresa y en específico dentro de un equipo de trabajo tendrá muchos beneficios, como los siguientes:

  • Los empleados tendrán un mejor rendimiento
  • La empresa contará con un buen ambiente laboral
  • Se llegará a las metas en tiempo y forma
  • Los equipos trabajarán de manera más coordinada
  • Habrá menos contratiempos y errores
  • Los conflictos se resolverán mucho más rápido

Estas son solo algunas razones de por qué debemos cuidar la comunicación.

¿Cómo aplicarla en la vida cotidiana?

Desarrollar las habilidades comunicativas es un atributo que se refleja en todos los ámbitos de la vida. Las siguientes técnicas y actitudes ayudan a ser mejor en la comunicación:

  1. Estar abierto a las negociaciones
  2. Escuchar los deseos y necesidades de los demás
  3. Expresarse claramente, tanto en el ámbito privado como en el público.
  4. Expresar con tacto los desacuerdos o críticas
  5. Planificar las conversaciones que se desea tener

Obstáculos de la vida diaria para desarrollar la comunicación

Existen algunos obstáculos para desarrollar habilidades comunicativas adecuadas. Presentamos algunos ejemplos.

Falta de claridad y planeación en los pensamientos

Un líder que no esclarece sus pensamientos antes de dar un mensaje difícilmente podrá darse a entender adecuadamente.

Elegir lugares y momentos inadecuados para tratar temas sensibles

Elegir el momento y el lugar para transmitir un mensaje tiene gran relevancia porque son factores que pueden jugar en favor o en contra del mensaje.

Precipitarse a decir lo que se piensa antes de evaluar todos los factores que intervienen en la toma de una decisión es parte de encontrar la forma de transmitir el tema sensible.
Suponer ciertas situaciones o datos y no preguntar directamente si los supuestos son hechos es parte de los temas sensibles.

Mal manejo de las emociones al momento de dar una opinión

Si un líder o un empleado experimenta una emoción profunda -enojo, alegría, nerviosismo- difícilmente podrá comunicar un mensaje claro.

Es importante tomarse un tiempo para equilibrar las emociones y así lograr comunicar un mensaje claro, estructurado y sencillo.

Consejos para desarrollar la comunicación en un equipo de trabajo

Lo más recomendable para desarrollar la comunicación entre los líderes y colaboradores es propiciar un circulo virtuoso de trabajo.

Esto significa propiciar la confianza y el compromiso de los empleados para poder expresar sus ideas, opiniones y propuestas.

Asimismo, es importante que la empresa cuente con un plan de comunicación interna en el que se establezcan estrategias para comunicar mensajes importantes a los empleados.

Es indispensable que se creen medios de comunicación como boletines mensuales o semanales, juntas de avances o comunicados escritos recurrentes.

Además, para transmitir un buen mensaje es recomendable:

  • Planear con antelación el mensaje que se quiere comunicar
  • Estructurar el hilo de la mensaje para que siga un orden lógico
  • Hacer un resumen del mensaje al final del comunicado
  • Preguntar si los empleados, colegas o la audiencia en general tiene alguna duda
  • Rectificar que el mensaje fue entendido por la audiencia preguntando directamente a alguno de los presentes qué mensaje entendió

Finalmente, cabe mencionar que la escritura es parte de la comunicación.

Recomendaciones para profundizar: libros y expertos

Si quieres conocer más sobre la importancia de la comunicación en el liderazgo, te recomendamos consultar lo siguiente.

Las siete reglas del story telling de John Sadowsky y Loick Roche. En este libro los autores resaltan la importancia del story telling, una metodología relativamente reciente para fortalecer y organizar la comunicación en las empresas y otros medios digitales.

El libro de Noel Ocampo Ramírez Método de comunicación asertiva es una gran herramienta para que tanto líderes como colaboradores mejoren sus habilidades de comunicación.

Este título de la editorial Trillas hace un recorrido por ciertos aspectos de la personalidad que se pueden mejorar en cualquier persona para propiciar las habilidades comunicativas. Además, propone que aprender a escuchar a los demás y a organizar los propios sentimientos son las claves para una buena comunicación.

Comunicación y liderazgo de Virginia Dávalos es un texto muy accesible con numerosos ejemplos en el que se plantean los beneficios de propiciar una buena comunicación en los ámbitos personales y profesionales. Este libro es una mezcla entre la teoría y la práctica.

Ser bueno plasmando las ideas de forma escrita es provechoso, pues muchas veces la comunicación personal o profesional se lleva a cabo por ese medio, ya sea a través de un correo o bien por un mensaje de texto. Debido a lo anterior, escribir de manera clara ayudará a evitar muchas confusiones.