Saltar al contenido

Coaching educativo

El coaching se encarga de maximizar el desarrollo profesional y personal de los individuos, generalmente motivando a las personas a que se comprometan en realizar ciertas tareas de manera constante, aunque existen varios tipos de coaching, entre ellos el coaching educativo.

A continuación, describiremos qué es el coaching educativo, cuándo utilizarlo y cómo gestiona el coach este estilo.

 ¿Qué es?

Es un tipo de coaching que busca crear las mejores condiciones para el aprendizaje y el rendimiento personal. El coaching educativo invita a las personas a reflexionar para encontrar las mejores formas de aprender y propicia que las personas sean más creativas, enfocándose en sus habilidades y conocimientos individuales.

La metodología que se utiliza en el coaching educativo es muy parecida a la mayéutica socrática, la cual consiste en el planteamiento de preguntas y la búsqueda conjunta de las respuestas a dichas preguntas. De esta forma, una de las características más importantes del coaching educativo es que no existe la oposición entre el coach y el coachee, sino que ambos forman un equipo que busca mejorar y aprender en conjunto.

Breve historia del coaching educativo

Actualmente, el coaching educativo es una herramienta que ayuda tanto a alumnos como a instructores a mejorar su desempeño durante el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Este tipo de coaching, como los demás, proviene de la unión de varias disciplinas como la filosofía, psicología, pedagogía, sociología e incluso el entrenamiento deportivo.

Todos los tipos de coaching, en especial el educativo, tienen sus fundamentos en el método socrático. Esta metodología se caracteriza por el planteamiento de preguntas guiadas, de manera que se alcance una reflexión sobre un tema específico.

Así mismo el existencialismo, desarrollado en 1940, y el constructivismo psicopedagógico, cuyo auge fue en 1952, influyen directamente en el planteamiento del coaching educativo.

Los principales exponentes del existencialismo fueron Sartre y Kierkergard, quienes argumentaron que los hombres somos libres por naturaleza. Por su parte, el constructivismo psicopedagógico, representado principalmente por los estudios de Piaget, proponen que los profesores deben brindar las herramientas necesarias a los alumnos para resolver problemas y generar un pensamiento crítico.

Las ideas de estos autores se combinaron posteriormente con propuestas como la de Timothy Gallwey, quien pensaba que el principal enemigo de los deportistas que no alcanzan el alto desempeño es su propia mente.

Por todo lo anterior, el estadounidense propuso una metodología para que las personas pudieran superar los obstáculos impuestos por ellos mismos, la cual derivó en el coaching educativo.

Características del coaching educativo

Los expertos en metodología de enseñanza consideran que el coaching educativo es mucho más valioso que el método tradicional por diversas razones, te contamos algunas características.

  1. La enseñanza tradicional está basada en la memoria de los estudiantes, quienes deben saber muchos datos, aunque no los entiendan. En cambio, el coaching educativo plantea que el objetivo es que los alumnos desarrollen sus propias herramientas para comprender el mundo y solucionar los problemas que se les presenten.
  2. El coaching propone que el profesor debe ser un acompañante durante el proceso de aprendizaje de los alumnos, mientras el método tradicional impone al maestro como una autoridad que no puede ser desafiada y cuyos conocimientos deben ser tomados como verdades absolutas.
  3. Una gran diferencia entre estas dos propuestas es que el coaching pone mucho énfasis en motivar al coacheé a desarrollar sus habilidades y utilizarlas eficazmente, mientras que el método tradicional de educación funda el aprendizaje en tareas obligatorias que transforman la educación en un proceso tedioso y lo contraponen a una actividad placentera.

Estas son algunas de las características del coaching educativo. Sus propósitos, por otro lado, son los siguientes.

  • Reforzar y reformar el concepto de aprendizaje. Al oponerse al sistema educativo tradicional, el coaching educativo busca reforzar el concepto de aprendizaje, de manera que el aprendiz tenga un papel más activo en su formación.
  • La educación holística del ser humano. Este tipo de coaching se enfoca en el ser humano como una persona con injerencia tanto en el mundo como en la sociedad, por ello propone que la educación debe permear aspectos emocionales, académicos y sociales del ser humano y no limitarse únicamente al mundo académico.
  • Profesionalización de los actores educativos. A diferencia del sistema tradicional de enseñanza, el coaching educativo sugiere que todos los actores que interfieren en la educación tienen un papel importante en la misma, por lo cual todos deben estar preparados. El coaching educativo busca contribuir a la profesionalización de los profesores, directores, padres y de todas aquellas personas que contribuyan al proceso de aprendizaje de un estudiante.

Por medio de estas características y propósitos, busca ser una forma integral y distinta de desarrollo humano.

¿Qué se espera del coachée de un coach educativo?

El coacheé de un coach educativo puede ser tanto un docente que desea cambiar su visión sobre las técnicas de enseñanza, como un estudiante que busca aprovechar al máximo la educación que recibe.

Ambos requieren las siguientes características:

  • Participar voluntariamente en el proceso del coaching con el fin de mejorar su experiencia en el proceso de enseñanza-aprendizaje.
  • Estar dispuestos a cambiar sus paradigmas sobre el proceso de enseñanza-aprendizaje
  • Contribuir activamente a alcanzar las metas propuestas durante el proceso de coaching.
  • Estar de acuerdo en dejar atrás las prácticas antiguas de enseñanza- aprendizaje para remplazarlas por un modelo más innovador que promete mejores resultados.

En específico, el docente debe estar consciente de que su papel consiste en ser el líder de sus alumnos y que su responsabilidad es guiar a su grupo hacia el aprendizaje.

Por otro lado, el papel del estudiante en específico es el de participar activamente en su aprendizaje, comprendiendo que el valor del mismo no reside en la cantidad de información adquirida, sino en el desarrollo de habilidades y capacidades analíticas.

¿Cuándo ponerlo en práctica?

Este tipo de coaching es útil en tres niveles diferentes:

  1. Dirección. Brinda herramientas a los directores o ejecutivos para desarrollar sus habilidades.
  2. Profesores. Se ha enfocado en mejorar la enseñanza, el trabajo en equipo y las habilidades de comunicación.
  3. Individual. En específico con estudiantes, les ha ayudado a mejorar las técnicas de aprendizaje, resolución de conflictos y organización.

Biografía de un coach educativo

Juan Fernando Bou Pérez es un coach español muy reconocido en Europa y en el mundo de habla hispana.

Su objetivo es contribuir a la transformación de las personas y con ello de la sociedad, mediante la transmisión de técnicas innovadoras en materia educativa.

Fernando estudió psicología educativa y después se sintió atraído por el auge del coaching empresarial, lo que lo llevó a adentrarse en el mundo del coaching. Tomó un curso en el año 2003 dictado por la Universidad de Valencia sobre el coaching Empresarial y Juan Fernando consideró que sus dos pasiones, la educación y el coaching, podrían unir sus fuerzas y dar  lugar a una nueva disciplina: el Coaching Educativo.

En el año 2005, este coach español creó diversos cursos sobre coaching dirigidos a profesores, en los cuales retomó varios conceptos del coaching empresarial adaptándolos al entorno educativo.

Su experiencia en ambas áreas, sus conocimientos como psicólogo y la retroalimentación que obtuvo de los profesores a los que impartió el curso dieron lugar a su libro: Coaching para docentes: el desarrollo de habilidades en el aula.

Posteriormente, en el 2013, el autor refinó su teoría explicándola en el texto: Coaching Educativo.

La contribución más grande al mundo del coaching educativo de Juan Fernando se nota en la fundación de su consultoría Bou Consultores, institución encargada de compartir los conocimientos del español.

Asimismo, Juan es profesor en varias universidades de España, de las que resalta su papel como docente en la Maestría de Coaching y Psicología Positiva.

¿Cuál es el papel del coach?

En el coaching educativo el coach toma en cuenta cinco puntos:

  1. La meta de este tipo de coaching es desarrollar el potencial de los individuos.
  2. Se debe crear un entorno que permita reflexionar y observar las áreas de oportunidad.
  3. El coach debe propiciar el empoderamiento de los alumnos y hacerlos conscientes de la responsabilidad que adquieren.
  4. La retroalimentación es una característica que debe estar presente constantemente, es clave para que el alumno mejore.
  5. El alumno debe concentrarse en desarrollar habilidades como la atención, la escucha, la participación y la paciencia.

Recomendaciones para profundizar

Si quieres saber más sobre el coaching educativo te recomendamos
los siguientes textos.

Coaching educativo de Andrea Giraldez Hayes y Christian Van Nieuwerburgh. Se trata de un libro dirigido a coaches y educadores interesados en beneficiarse de los recursos del coaching para mejorar la experiencia de aprendizaje de sus estudiantes.

En este documento los autores dan a conocer su experiencia como docentes y coaches durante varios años.

C*aching Educativ* es la obra de Coral López y Carmen Valls. En ella proponen un modelo de enseñanza basado en el manejo de emociones, de manera que la relación establecida entre los estudiantes y profesores sea suficientemente fuerte para llevar a cabo el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Asimismo, los autores brindan técnicas para que los coaches propongan a los estudiantes un papel más activo durante su aprendizaje.

Alexandre Monclús, Filipo Pereira y Magali Monclús hablan sobre la necesidad de que el proceso educativo se renueve, tal y como lo han hecho otras esferas de la vida cotidiana. Por ello, en su Guía de Coaching para docentes los autores presentan un documento de orientación práctica que facilitará a los docentes realizar una autoevaluación de su metodología de enseñanza. Al mismo tiempo, propondrá prácticas transformativas y disruptivas del modelo tradicional educativo.

En suma, se ha comprobado que el coaching educativo ayuda a los participantes a establecer sus metas, desarrollar habilidades, ser autoreflexivos y, sobre todo, a mantener la motivación para alcanzar las metas que se proponen.