Saltar al contenido

Asertividad

Asertividad

Los líderes suelen tener la seguridad para comunicar sus opiniones e ideas y se sienten cómodos pidiendo a los demás realizar alguna tarea específica.

La clave para ser exitoso en estas situaciones es la asertividad, la cual se refiere al punto medio entre la agresividad y la pasividad al momento de comunicarse y hacer peticiones a los demás.

Ya que esta característica es muy importante para los líderes, a continuación mencionaremos qué es la asertividad, cómo se refleja en un buen líder y qué acciones concretas se pueden realizar para ser asertivo en el día a día.

¿Qué es?

La asertividad se refiere a comunicarse de manera adecuada y se enfoca en la correcta expresión de las opiniones, ideas y sugerencias. La asertividad es una capacidad que puede ser aprendida y está basada en la autoestima y la confianza en sí mismo; se basa en darle la fuerza necesaria a las opiniones propias, sin faltar el respeto a los demás.

Ejemplo de un líder asertivo

Como lo hemos mencionado a lo largo de este artículo, un líder asertivo se caracteriza sobre todo por su gran habilidad para comunicarse con la gente de manera directa, sincera y certera.

Un ejemplo de un líder con esta cualidad es Frederick Smith, el fundador de la empresa FedEx.

Frederick nació en 1944 en EUA. En sus primeros años de vida perdió a su padre y enfrentó una enfermedad muy grave. Cuando se recuperó decidió estudiar la universidad y fue entonces cuando comenzó a planear FedEx.

Su idea fue crear una empresa que transportara paquetes de noche, de manera que estos llegaran más rápido a su destino. Esta idea le pareció una
locura tanto a sus compañeros como a sus maestros.

Pasaron varios años y dicha propuesta permaneció en la mente de Frederick Smith, quien años después tuvo la oportunidad de invertir su herencia comprando avionetas, pues volar era una de sus más grandes pasiones, y al hacerlo se le ocurrió utilizarlas para transportar paquetes.

De nuevo, los empresarios no pensaron que esta idea iba a funcionar. Sin embargo, Frederick Smith utilizó sus impresionantes habilidades comunicativas para transmitir la viabilidad de su proyecto y al mismo tiempo se comprometió a que los paquetes llegarían a su destino en menos de 24 horas.

Los primeros años desde la fundación de su empresa fueron muy complicados y Frederick casi no obtuvo ganancias, al contrario él y sus empleados tuvieron que poner dinero de sus bolsillos.

Sin embargo, al pasar de los años mas clientes confiaban en el servicio de FedEx y fue así como la empresa se fue expandiendo y teniendo tanto éxito, siempre ayudados con las habilidades de asertividad de este gran líder.

¿Cómo se refleja en un buen líder?

Se sabe que un líder es asertivo porque es capaz de dar sus opiniones o pedir favores de manera natural, respetuosa y oportuna.

Además, tiene la confianza de expresar sus emociones, tanto positivas como negativas, siendo escuchado y tomado en cuenta por los demás.

Un líder asertivo sabe cuándo y cómo expresar elogios, agradecimientos, desacuerdos y críticas. Es prudente y empático con las emociones de los demás, pero no deja de lado sus propias necesidades y emociones.

Algunas otras características que presenta son:

  • Habla de manera clara estableciendo objetivos específicos para todos: Un líder no se anda con rodeos, más bien cuida las palabras que utiliza e intenta que sus mensajes sean claros y precisos.
  • Comparte lo que sabe. Parte de ser un líder con habilidades de comunicación consiste en compartir los conocimientos a todo el equipo por igual, de tal manera que todos puedan mejorar en su rendimiento. Además, un líder que gusta de compartir anima a los demás a también compartir sus conocimientos y a enseñar sus habilidades.
  • Promueve la comunicación personal y los encuentros cara a cara. En la medida de lo posible, un buen líder prefiere realizar reuniones o encuentros cara a cara para tratar la mayoría de los temas, pues la comunicación oral muchas veces resulta más práctica que la escrita.
  • Evalúa y pide retroalimentación sobre su papel. Un buen líder sabe cómo evaluar el trabajo de los miembros de su equipo agradeciendo cuando el trabajo se realiza correctamente y pidiendo cambios cuando las tareas no tienen el nivel necesario. Asimismo, pide constantemente que su equipo le dé retroalimentación para mejorar su trabajo o su papel de líder.
  • Resuelve los problemas hablando. Cuando se presenta un problema, un buen líder gusta de encontrar soluciones por medio del habla integrando a la plática a todos los miembros que puedan contribuir a la resolución del problema.

Una de las mayores ventajas de ser asertivo es la facilidad que se tiene para resolver los problemas de forma adecuada y llegar al consenso en las discusiones.

¿Por qué ser asertivo?

La asertividad es una habilidad que pocas personas logran, pero desarrollarla trae consigo diversas ventajas. Mencionamos algunas.

  1. Ayuda a conseguir objetivos y metas
  2. Contribuye a la resolución de problemas
  3. Proyecta confianza y profesionalismo
  4. Fortalece la autoestima
  5. Contribuye al manejo adecuado de emociones
  6. Mejora las habilidades comunicativas
  7. Ayuda a ser una persona más positiva

Ser asertivo es siempre una gran decisión de liderazgo.

¿Qué es lo opuesto a ser asertivo?

Ser asertivo se encuentra en un punto medio entre ser agresivo y ser pasivo. Es una habilidad difícil de lograr, pero sin duda trae muchos beneficios personales, sociales y profesionales.

La agresividad es un estado psicosocial y emocional. En dicho estado las emociones negativas como el enojo y la tristeza son las que guían las acciones del ser humano, lo que entorpecen el crecimiento personal y profesional.

Una persona agresiva raramente tiene una vida equilibrada o exitosa, pues su carácter le obstaculiza solucionar problemas de manera adecuada.

Por otro lado, ser pasivo también se contrapone a ser asertivo. Una persona pasiva se caracteriza por no proponer nuevas vías, no ser creativo y sobre todo por no hacer las cosas por sí misma.

Ser pasivo implica que los demás tomen decisiones por uno mismo, así como no exteriorizar los propios pensamientos, opiniones o ideas. Una persona pasiva no estará feliz consigo mismo y normalmente tendrá baja autoestima.

La asertividad se diferencia tanto de la agresividad como de la pasividad porque se trata de una manera de comunicación madura por medio de la cual se comunican, defienden y proponen opiniones, deseos, pensamientos e ideas importantes para un individuo.

Una persona asertiva logra sus metas y por ello su crecimiento profesional es constante y relativamente veloz.

¿Cómo aplicarlo en la vida cotidiana?

Hay algunas acciones concretas que se pueden poner en práctica para ser más asertivo en el día a día. A continuación enumeramos algunas:

  • Reconocer la importancia de expresar las emociones y puntos de vista personales, de forma que se controle el nerviosismo o miedo de expresar las ideas propias
  • Entender que los demás no saben qué ideas se tienen, a menos que las expresemos de manera asertiva
  • Cuando una conversación se vuelva tensa o el desacuerdo es demasiado evidente resulta importante mantener la calma e intentar defender el propio punto de vista sin caer en la violencia o la agresión
  • Antes de expresar una idea o desacuerdo es necesario tener muy claro el mensaje que se desea comunicar e intentar ser lo más concreto posible, de manera que los demás puedan comprender exactamente la idea que se desea expresar
  • Explicar cuáles son los motivos o los hechos en los cuales se basa cierta opinión, desacuerdo o idea, de forma que los demás comprendan que se busca ser lo más objetivo posible

Obstáculos de la vida diaria para desarrollar la comunicación

Existen algunos obstáculos para desarrollar habilidades comunicativas adecuadas. Por ejemplo:

  • Falta de claridad y planeación en los pensamientos. Un líder que no esclarece sus pensamientos antes de dar un mensaje difícilmente podrá darse a entender adecuadamente.
  • Elegir lugares y momentos inadecuados para tratar temas sensibles. Elegir el momento y el lugar para transmitir un mensaje tiene gran relevancia porque son factores que pueden jugar en favor o en contra del mensaje.
  • Precipitarse a decir lo que se piensa antes de evaluar todos los factores que intervienen en la toma de una decisión. Suponer ciertas situaciones o datos y no preguntar directamente si los supuestos son
    hechos.
  • Mal manejo de las emociones al momento de dar una opinión. Si un líder o un empleado experimenta una emoción profunda -enojo, alegría, nerviosismo- difícilmente podrá comunicar un mensaje claro.

Es importante tomarse un tiempo para equilibrar las emociones y así lograr comunicar un mensaje claro, estructurado y sencillo.

¿Cómo ser asertivo?

Además de los consejos ya mencionados, debes saber que ser asertivo es algo que se puede aprender con la práctica y se puede mejorar con la experiencia.

Por eso, te compartimos algunos consejos más para que desarrolles esta habilidad:

  1. Practica con situaciones poco estresantes. Antes de enfrontar una situación significativa como pedir un aumento de sueldo o arreglar un problema personal importante practica tu asertividad en situaciones que impliquen poco riesgo, por ejemplo, al pedir mejor atención en un restaurante o al dar tu opinión sobre algún tema en una charla informal con tus amigos.
  2. Ve al grano. Ser asertivo significa expresar tus opiniones de manera directa y simple. Busca las mejores palabras para comunicar tus pensamientos y no le des tantas vueltas al asunto.
  3. Sé consciente de tu lenguaje corporal. La comunicación también incluye el lenguaje corporal, muéstrate abierto, pero firme al decir tus opiniones. Cuida tu postura, mira a los ojos y transmite seguridad.

Recomendaciones para profundizar

Para conocer más sobre este tema te invitamos a consultar los siguientes libros.
Inteligencia Asertiva de Javiera de la Plaza. En este título la autora se adentra en definir las mejores situaciones para expresar pensamientos, ideas o quejas. Ella considera que lo más importante para ser asertivo es cuidar cómo, cuándo y dónde expresar estos pensamientos.

Javiera brinda herramientas muy sencillas para mejorar las habilidades de comunicación y asegura que lograr ser asertivos nos brindará diversos beneficios.

Sonia González Boysen escribió Habilidades de Comunicación Escrita. Asertividad + Persuasión + Alto impacto. En este texto del 2011 la autora se enfoca en las habilidades comunicativas para ser un buen líder y alcanzar el éxito profesional. Da a conocer su metodología para lograr fluidez, concreción y claridad en los mensajes escritos.

La autora cuenta también con el título Habilidades de Comunicación Hablada, el cual puede ser muy valioso para profundizar en el tema de la asertividad.

Finalmente, cabe tener en cuenta que ser asertivo es la habilidad que permite a cualquier ser humano enfrentarse a situaciones difíciles siendo claros y directos respecto a las necesidades e ideas que se tienen.

Con ello se le da la importancia necesaria a los derechos propios sin, por supuesto, dejar de tomar en cuenta los derechos de los demás.