Saltar al contenido

Todo lo que hay que saber sobre liderazgo

El liderazgo es una habilidad imprescindible en la actualidad para una adecuada gestión empresarial y para la vida en general. ¡Conoce sus estilos, cualidades y mas!

Estilos de liderazgo

Existen muchos tipos de liderazgo pero no todos pueden ser aplicados a la misma situación ni de la misma manera. Aquí te presentaremos los tipos de liderazgo más utilizados con el fin de encontrar el que estamos buscando o queremos desarrollar.

Cualidades de un líder

Aquí te presentamos las habilidades fundamentales para poder desarrollar el liderazgo, entre más  habilidades de liderazgo domines, más cerca estarás de convertirte en un gran líder.

Historia del liderazgo

Los líderes han existido desde las civilizaciones más antiguas como las culturas chinas, sumerias, hebreas y griegas, así como la preocupación por su formación ha sido de gran importancia desde la antigüedad.

En todos los tiempos el hombre se ha preocupado porque los líderes sean capaces de llevar a cabo su tarea.

Por ello, te contaremos brevemente la historia del liderazgo, en especial la función y preocupaciones de los líderes a través de la historia.

El liderazgo en la época antigua y medieval


En la época antigua la tarea de los líderes era coordinar a su tribu o grupo para la división de tareas, la creación de leyes o reglas de comportamiento, la administración de los bienes e incluso planear la construcción y crecimiento de la ciudad.

La educación que los líderes tenían era muy completa, incluía estudios en astronomía, matemáticas, religión, conocimientos medicinales e historia.

La tarea más delicada de los líderes de la antigüedad era implementar castigos para aquellos que no se comportaban de la manera esperada.
Durante los años de la Edad Media las habilidades más importantes para los líderes eran la creación de estrategias militares de defensa y ataque, así como la administración y tareas religiosas.

El estilo de liderazgo que se utilizaba era muy jerárquico, la escala de mando era muy clara y la autoridad y responsabilidad residía solo en los líderes.

El liderazgo en la revolución industrial y la actualidad

En el siglo XVIII la Revolución Industrial transformó la sociedad a un nivel político y económico inimaginable.

En materia de liderazgo el objetivo era planificar sistemas de producción más rápidos y baratos, así que la sociedad se dividió prácticamente entre burgueses y obreros.

Estos últimos debían trabajar muchas horas y prácticamente no podían tomar decisiones, pues sólo los líderes de las empresas eran los que contaban con los medios, las herramientas y la educación para guiar las empresas.
Conforme la democracia se fue asentando en el mundo también se fue valorando la educación de la población general y se fueron abriendo oportunidades para que líderes de todas las clases sociales resaltaran.

Además, muchos autores fijaron su atención sobre qué significa ser un líder, cómo impulsar las habilidades de empleados y jefes, así como desarrollaron diferentes estilos de liderazgo.

Los tipos o estilos de liderazgo se determinaron en gran parte por el ámbito en el que se desenvolvieron.

Uno de los campos más importantes fue el deportivo, pues los coaches necesitaban implementar maneras de motivar a los jugadores; sin embargo también se crearon los liderazgos democráticos, transformacional, ontológico y empresarial.

¿Qué es el liderazgo?

Considerando su historia, definir qué es el liderazgo es una tarea compleja, pues hay muchas posturas al respecto.

Sin embargo, contar con pautas generales sobre la definición de este concepto ayudará a todos los interesados en el tema a adentrarse en este mundo del liderazgo.

Definición de liderazgo

El liderazgo se refiere a la habilidad de ciertas personas para motivar, organizar e influir a los demás con el fin de lograr un propósito u objetivo que beneficie a un grupo determinado de personas.

Este se puede llevar a cabo en varias y distintas esferas de la sociedad, así como en la vida privada de las personas. Además, existen varios estilos de liderazgo que se ajustan tanto a las situaciones como a las personalidades del líder y de los empleados o miembros del grupo.

La principal tarea de un líder es ayudar a los demás a desarrollar sus capacidades, fortalecer sus habilidades y adquirir mayores conocimientos en un ámbito específico, es decir, los líderes buscan potencializar la transformación y el crecimiento de la sociedad, organizaciones, empresas y personas.

¿Cuál es el papel de un líder?

El papel de los líderes es doble. Por una parte deben enfocarse en sí mismos, es decir, en desarrollar y mejorar sus capacidades, habilidades, destrezas y conocimientos, pero, por otra parte, también deben apoyar a los demás para desarrollarse a sí mismos.

Los líderes son los guías de los grupos, representan el orden, la tranquilidad y también son los encargados de empujar y motivar a los demás hacia el cumplimiento de metas objetivas y realistas.
Para motivar y ayudar a los demás los líderes deben recurrir a la creatividad, la innovación, el carisma, la buena voluntad, la integridad, el respeto, la tolerancia y la paciencia.

Los mejores líderes son aquellos que tienen compromiso, valentía, honestidad y mucha sed de mejorar.

De manera resumida, un líder:

  1. Da lo mejor de sí mismo
  2. Es el elemento que da unidad e identidad a un grupo
  3. Por medio de sus acciones y pensamientos demuestra cómo alcanzar el éxito
  4. Selecciona y pone en práctica los valores más importantes para un grupo
  5. Establece un propósito suficientemente real y a la vez retador que motiva a los demás
  6. Toma la iniciativa y busca oportunidades de crecimiento para él o ella y para su equipo
  7. Fomenta la colaboración y genera un ambiente de confianza y aprendizaje

¡Platícanos si conoces a algún líder que lleve a cabo su papel de manera extraordinaria!

También, cuéntanos qué aspectos crees que debes desarrollar para ser un buen líder tú mismo.

¿Quién puede ser un líder?

En nuestros tiempos todavía existe la creencia de que solo algunas personas pueden ser excelentes líderes, pero esta es una idea completamente errónea.

Igualmente, hay muchos otros que sostienen que todos pueden ser líderes, sin embargo, consideramos que esta aseveración tampoco es del todo cierta.

Desde nuestro punto de vista, únicamente las personas que tengan el interés, la actitud y que se preparen pueden ser grandes líderes.

Los jefes, gerentes y coordinadores deberían ser buenos líderes, pero esto no siempre es verdad; esto quiere decir que no por tener un cargo alto o ser el responsable de un equipo se es automáticamente un líder.

El liderazgo es una cualidad que se debe trabajar y practicar. Es importante tener en cuenta que para ser un buen líder se necesita tomar en cuenta el medio en el que te desempeñas, tu personalidad, tus intereses y propósitos, así como las personas a las que guiarás.

¿Los líderes nacen o se hacen?

Esta es una pregunta muy recurrente. Nadie tiene una respuesta inequívoca, pero nosotros consideramos que ambos.

Es innegable que hay personas que nacen con una habilidad de guiar a los demás y ser los portavoces de buenas y nobles causas; sin embargo, estas personas, la mayoría de las veces, contaron con una buena educación o al
menos crecieron en un ambiente que los hizo muy consciente de las diferencias sociales.

Al mismo tiempo, cualquier persona que trabaje en desarrollar sus habilidades tiene la posibilidad de aprender a ser un líder.

Hay personas que tienen mayor interés, experiencia o tendencias para aprender y hay otras que irán más despacio y necesitarán un poco más
de tiempo, pero con la perseverancia necesaria lograrán ser buenos líderes.

¿Cómo convertirse en un buen líder?

No hay una serie de pasos o instrucciones que seguir para convertirse en un
buen líder, pero sí hay muchos estilos de liderazgo y varias maneras de ser un buen líder.

Por eso, desempeñarse como un buen líder no necesariamente se debe tener un cargo alto, ni ser el jefe de algún equipo.

¡Basta con ser el líder de tu propia vida!

El liderazgo se caracteriza por tener capacidad de decisión, visión a futuro, habilidades tanto de escucha, como de claridad oral y escrita. A la vez, la mayoría de los líderes tienen una actitud de perseverancia, valentía, toma de riesgos controlados, pasión, energía, persuasión, inteligencia y, muchas veces, carisma.

¡Para convertirte en un buen líder debes trabajar en tu actitud y en tu expertise! Si te lo propones, puede ser un excelente líder.

¿Conocías estos 5 mitos sobre el liderazgo?

La web permite que haya mucha información circulando, lo cual representa muchas ventajas porque más personas pueden acceder al conocimiento con tan solo dar un clic.

Sin embargo, al contar con mayor cantidad de información en la red, la calidad de esta muchas veces disminuye. No podemos decir que circula información como tal falsa, sino que es imprecisa, vaga o demasiado general.

Dicho fenómeno se nota mucho en la información sobre liderazgo, ya que como es un tema cada vez más buscado se han creado varios mitos.

En esta publicación te hablamos sobre los principales mitos que circulan sobre el liderazgo y los líderes.

¡Conoce estos 5 mitos y asegúrate de no creer en ellos nunca más!

Principales mitos sobre el liderazgo

1. Todos los jefes son líderes. Aunque cada vez menos, aún hay personas que consideran que los jefes siempre son líderes, incluso utilizan estas palabras indistintamente. Esto no es cierto, algunos jefes caen en problemas de control, como por ejemplo el micromanagment, y otros dan tanta libertad a su equipo que algunos miembros trabajan y otros no.

Ser un líder implica tener la capacidad de equilibrar la organización, la cooperación, el trabajo en equipo y la toma de decisiones.

2. Hay líderes naturales. Si bien es cierto que hay algunas personas con mayor facilidad, interés y habilidades para ser líderes, nadie logra ser un buen líder de manera natural.

Todos los interesados en ser buenos líderes aprenden cómo serlo, investigan, desarrollan sus habilidades y además aprenden a base de la prueba y el error.

3. Los líderes lo saben todo. Algunas personas proyectan que lo saben todo, pero en realidad no es así. En las empresas hay equipos multidisciplinarios, en los que cada integrante tiene conocimientos y habilidades distintas.

Un buen líder no sabe todo y no es necesario que lo sepa. Su capacidad de liderar un equipo se enfoca más en distinguir las buenas ideas y escuchar y motivar a su equipo. ¡Los buenos líderes conocen sus propias limitaciones!

4. Los líderes son extrovertidos. Muchos piensan que ser introvertido es una limitante, pero la realidad es que existen diferentes estilos de liderazgo.

Ser introvertido o extrovertido es una diferencia de personalidades que no impide ser un buen líder. De hecho, hay muchos líderes que son introvertidos como Barack Obama y Bill Gates.

5. Los líderes siempre deben ser emprendedores. Aunque la mayoría de los líderes tienen mucha energía y están constantemente iniciando nuevos proyectos, esto no quiere decir que sean emprendedores.

Los líderes pueden tener diferentes capacidades, por ejemplo, ser muy buenos escuchando y valorando las ideas de los demás o simplemente pueden ser excelentes profesionistas con atención al detalle, confiables y creativos.

¿Qué opinas sobre estos mitos? ¡Platícanos si conoces otros mitos sobre el liderazgo!

Descubre cómo ser el líder de tu vida

A lo largo de la vida se nos presentan muchos retos que ponen a prueba nuestras habilidades de liderazgo y estos se dan en todos los ámbitos de nuestra vida.

Por ello, debemos conocer qué habilidades desarrollar para ser líderes profesionalmente, pero también en la esfera familia y personal.

¡Todos pueden ser buenos líderes si se lo proponen y se esfuerzan para mejorar cada día!

Descubre en este artículo qué significa ser un líder y cómo ser el líder de un grupo de trabajo o de un grupo familiar.


¿Qué significa ser un líder?


Se trata de ser un referente para los demás, compartir tus ideales y motivar a otros a que contribuyan a una causa.

Ser un buen dirigente significa propiciar un buen ambiente para ti y para
los demás. Además, quiere decir alcanzar la mejor versión de ti mismo y apoyar a los demás a que también se desarrollen.


No hay una receta específica para ser el líder de un grupo, muchas cosas dependen de tu personalidad, gustos, conocimientos e intereses.

Así que desarrolla tus habilidades de liderazgo tomando en cuenta tu perfil.

¿Qué necesitas para ser el líder de un equipo de trabajo?

Antes que nada debes conocerte a ti mismo, sobre todo tus habilidades y limitaciones.

Eso te ayudará a reconocer cuando los miembros de un equipo tienen más experiencia o habilidades en ciertas áreas que tú.

¡Un buen líder confía en que los demás también tienen cosas valiosas que
aportar al equipo!


Los aspectos más importantes para que los demás te consideren la cabeza de un equipo de trabajo son dos.

Primero, que establezcas metas o propósitos claros que sean atractivos para todos.
Segundo, que los miembros de tu equipo se sientan escuchados y respaldados por ti en todo momento.

¿Cómo ser el líder de tus amigos o familia?


Ser el líder de una familia o grupo de amigos requiere que enfatices el sentido de identidad a través de la empatía, confianza y comprensión.

Las familias o grupos de amigos están formados por personas de diferentes gustos, intereses, habilidades y personalidades, así que tu tarea consistirá en generar unión recalcando que las diferencias son enriquecedoras y no un motivo de separación.

Muchas veces, tu papel como líder de un grupo de la esfera personal de la vida consistirá en mediar conflictos y dar oportunidad a que la voz de todos cuente por igual.

Cómo ser un buen líder paso a paso

No hay una receta secreta para ser un buen líder, hay muchas variables que
considerar como el campo en donde te quieres desenvolver, tu personalidad, conocimientos y los perfiles de tu equipo.

Sin embargo, sí hay ciertos pasos indispensables que debes hacer para convertirte en un buen líder. ¡Descubre cuáles son!


Pasos para ser un líder:

  1. Establecer metas y propósitos claros. Ser un líder significa ser un guía para todos los miembros del equipo, por ello lo primordial es establecer una buena meta clara para todos y crear un plan de acción en donde cada miembro sepa qué papel debe desempeñar.
    Contar un plan y objetivos claros ayudará a que todos sepan qué deben hacer, por qué, cómo y para cuándo.
  2. Construir un ambiente de confianza. Un ambiente de confianza facilitará la comunicación en los dos sentidos. Será más fácil dar feedback o retroalimentación a tu equipo y al mismo tiempo los demás se sentirán con la apertura de compartir sus ideas.
    ¡La clave para el éxito es escuchar a los demás y desarrollar las buenas ideas!
  3. Monitorear constantemente a la competencia. Los buenos líderes conocen qué pasa dentro de su empresa, pero también conocen muy bien el entorno, las tendencias y los problemas del medio o campo al que se dedican. Al estar enterado de las propuestas de otras empresas podrás
    detectar qué necesidades sin solución enfrentan tus clientes.
  4. Aprender de los errores. Los buenos líderes saben que cometer errores es parte del crecimiento, lo importante es asumir las consecuencias y proponer soluciones. Asimismo, es necesario crear mecanismos para asegurarse de que ese error no vuelva a suceder.
  5. Ser consciente de las personas y su complejidad. Al ser líder de un equipo eres la guía de personas con sueños, metas, pensamientos, miedos, ideas, etc. Esto crea un complejo cúmulo de emociones involucradas en el equipo de trabajo. Por ello, es indispensable preocuparse por el bienestar emocional del equipo, conocer sus metas personales y ayudarlos a desarrollarlas. Generar conexiones personales con los miembros de tu equipo te ayudará a mejorar el trabajo en equipo.
  6. Estar en constante aprendizaje. Enfócate en desarrollar tus habilidades y conocimientos. Debes leer, estar actualizado, conocer los nuevos artículos, recibir newsletters e inscribirte a cursos.
  7. Ser flexible. No todos los planes salen como lo planeamos. Así que es
    importante adaptarse y repensar los planes de acuerdo con obstáculos y
    nuevas prioridades.

Las 10 cualidades que tienen los líderes

Puede ser que en algún momento te hayas preguntado si tienes lo necesario para ser un buen líder.

La realidad es que los buenos líderes no nacen de manera instantánea, se
desarrollan con el tiempo. Tener lo necesario para ser un líder quiere decir contar con las habilidades o cualidades para guiar a los demás, motivarlos y lograr metas conjuntas.

Si estás interesado en ser un líder enfócate en desarrollar las siguientes cualidades:
Pasión. Sentimiento intenso ante algo, una persona, una idea o un proyecto. Los grandes líderes sienten una inmensa pasión por lograr una causa e implementar una idea. Conoce más de ello dando click aquí.

Decisión. Habilidad de elegir el destino de una situación o seleccionar la mejor opción, entre varias. Además, incluye la capacidad de encontrar soluciones u opciones que los demás no ven. Te contamos más, ¡da click aquí!

Paciencia. Es un rasgo de autodominio en el que se demuestra el grado de madurez, sobre todo en situaciones de estrés o malestar. La paciencia es una cualidad de espera, sosiego y resistencia ante las situaciones complejas. Profundiza en este artículo donde te contamos más.

Comunicación. Aptitud bilateral que involucra la facilidad de palabra y la escucha activa. Es necesaria para organizar proyectos, crear un ambiente de confianza y para dar retroalimentación. Conoce más de esta habilidad aquí.

Creatividad. Habilidad para generar pensamientos originales, asociar ideas y proponer soluciones únicas. Es la mejor manera de transformar tu entorno. ¡No dejes fuera esta habilidad y conócela!

Confianza. Es también una cualidad dual, por un lado se refiere a la seguridad en sí mismo, en las propias habilidades, conocimientos y capacidades. Por otro lado, se refleja en la confianza que un líder tiene en su equipo y en la libertad que les da para expresarse y proponer nuevas ideas. Da click aquí y conoce más.

Humildad. Capacidad de reconocer los límites propios y actuar con modestia, mesura y sencillez. Está muy relacionada con el respeto hacia el otro y con la habilidad de reconocer las virtudes de los demás. Si te interesa la humlidad da click aquí y profundiza.

Empatía. Habilidad para entender la realidad desde distintos puntos de vista sin perder el propio. La empatía ayuda a valorar el esfuerzo de cada persona y a reconocer las ventajas de la diversidad. Conoce más aquí.

Justicia. Aptitud para dar un trato igualitario a los demás, sin importar su género, posición social o cercanía personal. Al mismo tiempo, se refiere a la habilidad para aplicar las normas de manera general y a distribuir los recursos equitativamente. Te contamos más aquí.

Responsabilidad. Es el tacto o destreza para respaldar las decisiones, acciones y pensamientos propios. También conlleva la capacidad para asumir las consecuencias de las acciones propias y del equipo de trabajo sin importar que sean positivas o negativas. Conoce los detalles aquí.

¿Hay alguna otra cualidad que consideras indispensable para ser un buen líder? Si quieres saber más sobre estas cualidades del liderazgo no dudes en darle click a los enlaces.

Sé un líder visionario

Una de las características imprescindibles para ser un buen líder consiste en tener una clara visión a futuro, esto significa ser una persona determinada con objetivos definidos a corto, mediano y largo plazo.

Te platicaremos más sobre cómo establecer una meta y llevarla a la acción.

¿Qué significa tener visión de futuro?

En pocas palabras, tener una visión a futuro significa saber hacia dónde vas. Es decir, ser un líder visionario se refiere a la habilidad para visualizar el tipo de persona que quieres ser en el futuro, así como el tipo de empresa o equipo que quieres guiar.

Al contar con una visión a futuro te será más fácil establecer una meta u objetivo.

¿Cómo establecer una meta?


Lo primero que debes hacer es reflexionar, inspeccionar e incluso imaginar cómo quieres ser en el futuro.

Esta técnica se conoce como preimaginación y se trata de imprimir o crear el futuro en tu mente. ¡Es como crear una película imaginaria en la que tú eres el protagonista y al mismo tiempo el narrador que determina el futuro de tu historia!

Primer paso. Enfoca esta visión creadora en las cosas que más te apasionan y comienza a planear tus objetivos desde esa desbordante emoción.

El segundo paso es que logres convertir esas visiones en acciones. Para ello necesitas determinar una meta clara, muy aterrizada y concreta. Con base en dicha meta deberás crear un plan que te lleve de tu presente hacia ese futuro tan deseado.

Tu plan debe ser lo suficientemente detallado para que sepas qué hacer cada semana, pero al mismo tiempo debe ser bastante flexible para que
puedas adaptarte a situaciones inesperadas.

Una vez que tengas un plan establecido, desarrolla una manera efectiva de medir tu progreso y a partir de ahí piensa en un sistema para replantearte las acciones necesarias hacia tu meta.

¿Cómo ser un líder visionario que alcance su meta?

Cumplir un sueño conlleva varias complicaciones. No es una tarea fácil, por ello un líder visionario requiere tener:

  • Persistencia. Las metas que valen la pena requieren perseverancia y constancia, ¡no pierdas la paciencia! Apégate a tu plan y poco a poco notarás el avance.
  • Aprendizaje. Los líderes visionarios cometen errores, pero el secreto reside en aprender de ellos y no volver a cometerlos.
  • Pasión. Establece una meta que te apasione verdaderamente y cuando te enfrentes a obstáculos recuérdate por qué quieres alcanzarla.

¡Un líder con visión es un soñador que acompaña sus sueños con acciones concretas!

Liderazgo virtual: 5 claves para lograrlo

A lo largo del 2020 las actividades empresariales y educativas se trasladaron al espacio virtual, como muchas otras actividades.

Este aceleramiento de la vida remota requiere que el liderazgo también se transforme, pues muchas de la buenas prácticas del liderazgo se basaban en reuniones presenciales.

Como sabemos que liderar un equipo físico no es lo mismo que liderarlo de manera remota, te presentamos 5 claves para lograr el liderazgo virtual de manera exitosa.

1. Espacio adecuado para trabajar

Las oficinas son espacios diseñados para trabajar efectivamente, cada persona cuenta con un equipo de cómputo adecuado, un escritorio o mesa de trabajo, una silla cómoda para estar varias horas y además tiene una buena iluminación.

Estos elementos no son muy valorados, pero en realidad son indispensables para realizar un buen trabajo.

El primer paso para garantizar que el trabajo seguirá siendo efectivo es verificar que todos los miembros de tu equipo cuenten con un espacio adecuado para trabajar.

2. Adapta los horarios

Cada caso será distinto, pero al trabajar desde casa tanto tú como tu equipo tendrán que convivir todo el día con las personas con las que viven, esto involucra compartir espacios, actividades y tiempos.

Por ello, el horario de oficina no necesariamente será el más eficiente cuando se trabaja desde casa.

Platica con tus colaboradores y diseñen una estrategia que les permita trabajar efectivamente mientras se enfrentan a una nueva convivencia.

Sé flexible y da prioridad al cumplimiento de objetivos y no a las horas de trabajo.

3. Crea herramientas de comunicación eficaces y accesibles

Estando en una oficina la comunicación es más directa, las pequeñas dudas pueden resolverse con tan solo ir a visitar al compañero.

Para seguir con una buena comunicación mientras se trabaja de manera virtual busca una herramienta o plataforma de mensajes escritos instantáneos que permita que tu equipo pueda comunicarse con facilidad y rapidez.

Además, implementa el uso de documentos compartidos para lograr un verdadero trabajo en equipo.

4. Evita juntas que pudieron ser un correo electrónico

El objetivo del liderazgo virtual sigue siendo alcanzar metas, esto se logrará con una buena organización y mucha confianza en los miembros de tu equipo.

Permite que cada integrante realice su trabajo de manera individual y evita el micromanagement. Reúne a tu equipo en juntas virtuales solo cuando lo consideres necesario.

Lo más recomendable es agendar las reuniones con suficiente tiempo y , de ser posible, planear qué temas específicos son los que se van a tratar.

5. Realiza actividades recreativas

Para ser un excelente líder virtual no olvides la parte humana de las relaciones laborales.

Realiza actividades virtuales de integración, implementa charlas uno a uno con tu equipo y haz algunas reuniones con el fin de preguntarles cómo se han adaptado a esta nueva normalidad.

¡Parte de lo que hace que un equipo de trabajo sea exitoso es la convivencia personal!

¿Cómo comenzarás a realizar estos 5 puntos?

Política de privacidad

Política de cookies