Saltar al contenido

Visión

Uno de los elementos fundamentales para ser un buen líder que es, de hecho, uno de los más mencionados en los temas de liderazgo es la visión.

Muchos conocedores del tema piensan que sin visión no hay liderazgo. Por eso, a continuación te diremos qué es, cómo saber si un líder tiene visión y qué pequeñas acciones se pueden hacer para desarrollar esta cualidad.

¿Qué es visión?

La visión es cuando el líder establece una imagen o escenario sobre el futuro que desea para su equipo de trabajo. Dicha imagen es importante porque ayuda tanto a él mismo como a los empleados a saber las metas y la orientación de la empresa. Además, la visión es el paradigma o ideal que brinda sentido y significado al quehacer de los empleados, establece un futuro claro y optimista y, al mismo tiempo, proyecta los deseos, valores y emociones del líder y su empresa.

En otras palabras, la visión de un líder responde a las preguntas: ¿dónde quiero estar en el futuro?, ¿hacia dónde me dirijo? y ¿qué quiero lograr?

¿Cómo se refleja en un buen líder?

Se sabe que un líder tiene visión cuando dice claramente a sus empleados qué tareas deben realizar y qué resultados espera que ellos obtengan. Además, sabe elegir a los clientes, productos, competencias y colaboradores que le ayuden a alcanzar la meta establecida.

Asimismo, un buen líder tiene esta cualidad cuando sabe en qué posición del mercado se encuentra su empresa y hace todo lo necesario para que ésta mejore y se mueva hacia donde ha planeado. Más que nada, la visión de un líder le orienta para saber hacia dónde dirigir a su equipo y de qué manera hacer los cambios en su empresa.

Una de las ventajas de ser un líder con visión es que los empleados se sienten seguros de que el líder los guía hacia una meta específica y saben que éste no improvisa en cada decisión que toma. De esta manera, los colaboradores y miembros del equipo participan de forma activa en la empresa y se comprometen a realizar sus tareas de la mejor manera.

¿Cómo aplicarlo en la vida diaria?

Algunas de las acciones que se pueden hacer para desarrollar esta cualidad son las siguientes:

  • Establecer claramente una meta específica tanto a mediano como a largo plazo.
  • Al tomar una decisión tener en cuenta los valores y objetivos de la empresa.
  • Dar a conocer a los empleados y socios qué se quiere lograr y de qué manera, de tal forma que todos trabajen en la misma dirección.
  • Ser proactivo, es decir, buscar nuevas formas de hacer las mismas cosas y conocer las nuevas tendencias del mercado.
  • Recordarse constantemente, tanto a sí mismo como a los demás, la meta de la empresa y concretar qué significado tiene.

Finalmente, ten en mente que la visión de un líder es la meta que desea alcanzar, pero también es la brújula que ayuda a establecer qué hacer y cómo enfrentar los problemas que se presenten en el camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *