Saltar al contenido

Motivación

Dentro de una organización o equipo de trabajo, un elemento clave para que los empleados se comprometan a realizar con eficiencia las tareas de la empresa es la motivación. Por ello, la motivación empresarial es una de las inversiones más importantes y productivas.

A continuación, mencionaremos qué es la motivación, cómo reconocer si un líder motiva a sus empleados y qué cosas específicas se pueden hacer para motivar a los demás.

¿Qué es la motivación?

La motivación se refiere a un aspecto psicológico de los seres humanos que determina, incita y dirige las acciones de una persona. La motivación es un impulso que dirige al ser humano a realizar un esfuerzo y así satisfacer un deseo o meta.

Hay factores externos e internos que intervienen en la motivación; los factores internos se asocian con actividades propiciadas por uno mismo, mientras que los factores externos se conforman de recompensas y castigos.

¿Cómo se refleja en un buen líder?

Hay algunas acciones que se observan cuando un líder motiva a sus compañeros de trabajo o empleados. Por ejemplo, cuando acepta las nuevas ideas de los empleados y fomenta su autonomía, es decir, brinda la confianza a los demás para ser creativos y llevar a cabo sus tareas de la forma más cómoda para ellos.

Al mismo tiempo, el líder propicia el crecimiento profesional de los demás, estableciendo nuevos retos a cada uno e insistiendo en la constante actualización y capacitación de los empleados. El establecimiento de nuevos retos puede provocar cierto grado de competencia entre los empleados; esto es sano siempre y cuando los empleados puedan seguir trabajando en equipo y no afecte el ambiente laboral.

En pocas palabras, un líder que motiva a sus empleados es aquél que utiliza una gran cantidad de factores externos positivos y muy pocos factores negativos para influir en los demás y lograr que realicen sus tareas en tiempo y forma.

¿Cómo ponerlo en práctica?

Hay acciones que se pueden realizar de manera cotidiana para introducir este elemento tanto a nivel personal como profesional.

  • Dar retroalimentación a los empleados señalando qué aspectos se pueden mejorar y cómo
  • Indicar qué tareas se llevaron a cabo de manera exitosa
  • Agradecer el trabajo bien hecho y reconocer constantemente las virtudes de los demás
  • Señalar a cada quien cuál es su lugar en la empresa y lo importante que es su labor, de manera que todos se reconozcan como parte de la institución
  • Proporcionar incentivos a aquellos que han mejorado significativamente su rendimiento
  • Dar el ejemplo y compartir qué cosas motivan al líder a alcanzar las metas propuestas por la empresa
  • Finalmente, hay que tener en mente que la clave para que los empleados estén motivados es dedicar un tiempo para conocerlos, saber sus intereses, sus metas personales y sus habilidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *