Saltar al contenido

Liderazgo transformacional

Es importante conocer los distintos estilos de liderazgo que existen para que puedan implementarse; por ello, hoy detallaremos el liderazgo transformacional, un concepto propuesto por James MacGregor Burns y desarrollado por Bernard M. Bass.

El liderazgo es un proceso donde un individuo guía o influye en un grupo y, en la mayoría de los casos, dicho grupo tiene una meta en común. Muchas personas tienen la idea de que el liderazgo es una capacidad innata, pero se ha demostrado que es una capacidad sujeta a desarrollarse o mejorarse.

Breve historia del liderazgo transformacional

El primero en utilizar este concepto fue James V. Downtown, aunque este término no se estableció hasta que James MacGregor Burns lo desarrolló. Este último fue un estudioso de la política y la historia que hizo biografías de grandes líderes estadounidenses; sus intereses en estos personajes lo llevaron a estudiar el liderazgo.

A Burns le interesaba estudiar la interacción entre los colaboradores y los líderes, sobre todo cuando alcanzaban el beneficio mutuo. Diferenció entre el liderazgo transformacional y el transaccional. En ambos estilos de liderazgo el foco se concentra en la relación entre el líder y sus seguidores, pero el liderazgo transformacional se distingue en que el líder comprende y maneja las necesidades, creencias y valores de sus seguidores.

Posteriormente, Bernard M. Bass retomó los estudios de Burns y detalló las características del liderazgo transformacional, dentro de las que destacan las siguientes:

  •  El líder transformacional motiva a sus seguidores a pensar en las mejores soluciones a los problemas
  • El líder trata a cada empleado de manera individual, de manera que logra relacionarse personalmente con cada uno
  • Los miembros del equipo ven al líder como un modelo a seguir, sienten su inspiración y siguen su ejemplo

¿Qué es el liderazgo transformacional?

El liderazgo transformacional se emplea por personas que buscan cambiar las expectativas y motivaciones de un grupo u organización.

El líder que pone en práctica este estilo de liderazgo es capaz de detectar nuevas oportunidades y proponer nuevas formas de trabajo. Un líder transformacional se gana el respeto, la admiración y la confianza de las personas que guía.

Ventajas del liderazgo transformacional

 Algunas características muy atractivas para quien trabaja con este estilo de liderazgo son:

  1. Motivación intelectual. Un líder transformacional fomenta la creatividad de sus empleados para que ellos encuentran nuevas formas de hacer las cosas.
  2. Colaboración. Solicita y toma en cuenta las ideas de los demás, desarrolla e incentiva la capacidad de sus empleados y los invita a pensar por sí mismos.
  3. Atención personalizada. El líder tiene un trato personalizado con cada empleado y los conoce profesional y personalmente. El conocimiento personalizado es la clave que permite a un líder motivar a sus empleados.
  4. Un factor importante en este estilo de liderazgo es respetar y festejar los aciertos de cada miembro del equipo.
  5. Inspiración y motivación. Un líder transformacional transmite su motivación y pasión, ya que está comprometido con su organización. El líder propone una meta desafiante que es significativa e inspiradora para todos.
  6. Modelo a seguir. El líder se impone a sí mismo como un ejemplo a seguir, lo cual genera que los miembros del equipo lo admiren. Al mismo tiempo, establece un espíritu de trabajo proactivo, el cual se respeta en todo momento, incluso cuando el líder está ausente.

Este tipo de liderazgo aumenta el rendimiento de los empleados y genera cambios significativos, tanto en los empleados como en la empresa o institución.

Desventajas del liderazgo transformacional

 Es importante que el líder logre conseguir el estilo de liderazgo transformacional y esté dispuesto a aprender de nuevas experiencias. También, este estilo de liderazgo carece de una aplicación concreta y si los empleados no se auto motivan, el líder puede estar esperando una respuesta que no sucederá.

¿Cuándo usar el liderazgo transformacional?

 Cuando se tenga un equipo comprometido y listo para aprender de nuevas experiencias, el liderazgo transformacional es ideal. También es especialmente útil cuando los objetivos de la empresa sean motivar a los empleados, incentivar la creatividad o generar cambios positivos en la dinámica de trabajo. Debe considerarse que los resultados no serán visibles de inmediato.

¿Cuándo no usar el liderazgo transformacional?

Es necesario que la empresa que busque instaurarlo esté buscando más creatividad e innovación, de lo contrario estos aportes de los colaboradores no redundarán en beneficios para la empresa y pueden alejarlos del objetivo final.

Liderazgo que se contrapone

 El liderazgo transformacional se contrapone al liderazgo transaccional.

El primero describe un estilo de liderazgo en la cual las relaciones entre el líder y los empleados son más estrechas, pues comparten ideales, objetivos, sueños y valores. En cambio, el liderazgo transaccional es un tipo de relación más superficial en la que los empleados realizan cierta tarea a cambio de algo, normalmente un salario o un premio.

 Asimismo, el liderazgo transaccional consiste en recompensas y castigos, estas técnicas son las que el líder utiliza para hacer cumplir su visión de la empresa. Sin embargo, un líder transformacional busca motivar, inspirar y crear compromisos personales entre la empresa y el empleado.

 Las ventajas del liderazgo transaccional es que los líderes se centran en el presente y logran que el funcionamiento de la empresa sea ordenada y exitosa. Además, alcanzan las metas continuamente, lo cual genera satisfacción tanto para el líder como para los empleados.

Por otro lado, el liderazgo transformacional tiene un enfoque al futuro, logrando así el compromiso de los empleados a largo plazo, así como el cumplimiento de metas más grandes.

 Estos dos estilos se han descrito como opuestos, sin embargo un líder con habilidades de adaptación y con visión es capaz de alternar entre ambos estilos cuando es necesario. Así logrará cumplir las metas inmediatas, pero también un compromiso a largo plazo por parte de los empleados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *