Saltar al contenido

Liderazgo laissez-faire

Uno de los tipos de liderazgo más actuales es el llamado “laissez faire”, el cual proviene de estrategias francesas. El término significa “dejar hacer” y, como su nombre lo indica, implica que el líder no tiene un papel tan activo como en otros tipos de liderazgo, sino que los empleados son libres de trabajar como más les acomode.

A continuación les presentamos más información sobre el liderazgo laissez faire, qué es y cuáles son sus ventajas y desventajas.

Breve historia del Liderazgo laissez-faire

El término laissez faire se utilizó por primera vez en la política y tuvo el propósito de indicar la falta de dirección de un político ante sus seguidores.

Dicho concepto fue retomado por Kurt Lewin, un psicólogo de origen alemán que residió en Estados Unidos y este fue el fundador de la psicología aplicada, social y organizacional. En el año de 1939, el psicólogo describió diversos climas laborales y varios estilos de manejo del personal.

A partir de ellos, Lewin y otros compañeros, dentro de quienes destaca McGregor, propusieron la existencia de tres estilos de liderazgo: autocrático, democrático y laissez faire.

Al comparar estos tres tipos de liderazgo, el estilo laissez faire fue considerado por los psicólogos como el menos exitoso. Esto se afirmó así ya que en los experimentos realizados los grupos que trabajaron bajo este estilo de liderazgo fueron los menos productivos.

Además, la actitud de los miembros del equipo fue más exigente con el líder, menos cooperativa y mostraron mayores carencias de habilidades para trabajar solos.

Lewis y McGregor concluyeron, a partir de sus estudios, que el estilo de liderazgo laissez faire será adecuado únicamente cuando los miembros del equipo estén calificados para trabajar por su cuenta. Por ejemplo, cuando los integrantes de un equipo son especialistas en un campo determinado del cual el líder desconoce o bien no conoce tanto como sus empleados.

¿Qué es el liderazgo laissez faire?

Es uno de los tipos de liderazgo más actuales, en este el líder tiene un papel pasivo y los colaboradores tienen la mayor parte del poder, ya que son independientes. Así, cada miembro de la empresa puede tomar sus propias decisiones e incluso fijar sus objetivos personales.

Características del laissez faire

El líder que utiliza el liderazgo laissez faire no influye en los logros u objetivos de la empresa, ni tiene un papel primordial en el clima laboral.

Una característica muy peculiar de este tipo de liderazgo es que el líder no es esencial en la empresa, sino que ésta puede seguir funcionando sin él. El papel del líder consiste en establecer reglas mínimas que los empleados deben seguir al momento de realizar su trabajo, considerando siempre que la opinión del líder es neutral y tiene la misma importancia que la de otros empleados.

El líder laissez faire es la persona a la que los empleados acuden cuando tienen una duda, pues su tarea más importante es ser un apoyo para los empleados en el momento en que ellos lo requieran.

Otras grandes características de este estilo de liderazgo son las siguientes:

  • Los miembros del equipo están bien preparados. Cada uno de los integrantes está capacitado para llevar a cabo su tarea. De hecho, al ser especialistas en sus ámbitos están mejor capacitados que el líder para tomar decisiones en su área de trabajo.
  • El líder es un coordinador. Su objetivo es garantizar que el trabajo de los miembros se acople perfectamente, logrando que los propósitos de la empresa se cumplan. El líder es un respaldo y acompañante para los colaboradores y no un jefe que impone sus puntos de vista y toma todas las decisiones de la empresa.
  • El ambiente laboral es de colaboración. En una empresa que se rige por el liderazgo laissez faire, el cima laboral es de cooperación, camaradería, respeto e incluso amistad. Los miembros del equipo se perciben como colegas y como iguales. Aunque a veces existan estructuras jerárquicas, pocas veces se apela a ellas para imponer una opinión.
  • Los colaboradores son responsables. Como el líder da mucha libertad a los demás para llevar a cabo su tarea, cada miembro del equipo tiene la capacidad de administrar su tiempo de trabajo, sus procesos e incluso sus metas. De esta manera, la exigencia laboral es auto impuesta.

Un líder laissez faire

El presidente más joven de Estados Unidos, Theodore Roosevelt es uno de los líderes que ha puesto en práctica el liderazgo laissez faire.  Theodore nació en Nueva York en una familia de comerciantes adinerados. Estudió en una de las mejores escuelas de Estados Unidos, Harvard, donde destacó y pronto formó parte del Partido Republicano y fue alcalde de Nueva York.

 Durante la guerra entre Cuba y Estados Unidos, en 1989, Roosevelt guío una de las batallas más memorables. Posteriormente, se convirtió en gobernador de su estado y después en vicepresidente. Como el presidente McKinley fue asesinado, Roosevelt se convirtió en el presidente más joven de su país con tan solo 42 años de edad.

 A lo largo de su mandato alcanzó grandes metas como desmantelar monopolios, implementar programas para cuidar el planeta, aprobar programas sociales, adquirir más territorio para su país, y por medio de la guerra favoreció la economía de Estados Unidos.

 Por si fuera poco, Roosevelt ganó el Premio Nobel de la Paz debido a sus buenas decisiones en cuanto a la guerra ruso-japonesa de 1905. Sabemos que Roosevelt es un buen ejemplo de líder al estilo laissez faire, pues es conocido por su personalidad progresista e innovadora. Logró sus metas por medio de la motivación y el ejemplo para con su equipo de trabajo.

 Además, es uno de los presidentes más queridos de la historia, pues utilizó su creatividad e inteligencia para proteger al pueblo y fortalecer la justicia.

Sin duda, fue un gran ejemplo de liderazgo laissez faire.

 Ventajas

Este estilo de liderazgo redunda en diversos beneficios, como los siguientes:

  • Los empleados trabajan con mucha libertad y sin presiones externas
  • Los trabajadores cuentan con toda la información necesaria para realizar su trabajo y tomar decisiones.
  • La resolución de problemas depende de cada individuo, no deben esperar a que el líder tenga tiempo de resolverlos
  • Los empleados se mantienen motivados en su trabajo

Desventajas

Debemos tomar en cuenta los puntos débiles de cada estilo de liderazgo, algunos del liderazgo laissez faire son:

  • Los empleados deben tener suficiente experiencia para poder tomar decisiones importantes
  • La mayoría del trabajo se realiza de forma individual, no existe el trabajo en equipo
  • Los empleados pueden llegar a pensar que el líder no está comprometido con la empresa
  • Algunos trabajadores se confunden porque consideran que no hay orden en la empresa

¿Cuándo usar el liderazgo laissez faire?

Si los colaboradores de la empresa tiene muchos años funcionando y han demostrado ser capaces de resolver de manera autónoma los diversos obstáculos que se presentan, entonces el liderazgo laissez faire puede contribuir a un desarrollo fluido de la empresa y aumentar su productividad. Es importante que no sea fundamental el trabajo en equipo.

 ¿Cuándo no usar el liderazgo laissez faire?

Normalmente las empresas utilizan el trabajo en equipo para el logro de objetivos, además, los colaboradores no suelen sentirse capacitados para tomar decisiones de manera independiente (más allá de que estén realmente capacitados o no), por lo que este estilo de liderazgo debe considerarse solo ante colaboradores experimentados y con autoconfianza. En caso contrario, es mejor no utilizarlo.

En suma, un líder que utiliza las estrategias directivas del liderazgo laissez faire piensa que sus empleados son capaces, experimentados y tienen la suficiente motivación como para proponerse sus propias metas, resolver problemas y ser productivos, todo esto sin la presión que un líder más conservador impone normalmente.

Cómo es el empleado de un líder laissez faire

Los empleados que trabajan bajo el estilo de liderazgo laissez faire tienen menos presión impartida por un jefe, lo cual es una ventaja porque el ambiente de trabajo es mucho más sano. Sin embargo, también implica más responsabilidades.

Por ello, ser un buen empleado de un líder de este tipo tiene las siguientes características:

  • Es capaz de organizarse para realizar todas las tareas requeridas
  • Sabe establecer prioridades en cuanto a qué tarea es más urgente o inmediata que las demás
  • Mantiene al tanto a sus jefes de sus avances y dificultades. Si bien un líder que sigue el liderazgo laissez faire no exige  que sus empleados le “rindan cuentas”, sí es importante que los empleados mantengan  una comunicación constante con el líder. De esta manera, el empleado tendrá el respaldo del líder ante cualquier complicación.

¿Con qué tipo de liderazgo contrasta?

Dentro de la investigación de Lewis y McGregor, se descubrió que el estilo de liderazgo que se opone al laissez faire es el autocrático.

Mientras que en el estilo de liderazgo laissez faire el líder delega el trabajo y brinda las herramientas para realizarlo, en el estilo autocrático el líder controla casi todos los procesos de la empresa. Por lo mismo, en el liderazgo autocrático el líder está todo el tiempo presente, toma todas las decisiones y presupone que nadie más que él o ella está mejor preparado para guiar la empresa.

En cambio, en el estilo laissez faire el líder solamente interviene cuando los miembros del equipo se lo piden,  toma pocas decisiones sin consultar a los demás e interviene muy poco en las tareas de otros, pues considera que los demás saben más él o ella dentro de sus ámbitos.

Lo que estos dos estilos de liderazgo comparten es que resultan exitosos en situaciones muy específicas. Por ejemplo, el liderazgo autocrático es beneficioso en situaciones de riesgo,  mientras que el liderazgo laissez faire se debe aplicar cuando se realizan trabajos especializados.

Si bien es cierto que en los negocios menos específicos, dichos estilos se pueden equilibrar teniendo en cuenta la preparación del personal.

Por ejemplo, se puede utilizar el liderazgo autocrático con los menos especializados o, considerando las áreas de la empresa, dentro de ventas se puede aplicar el liderazgo laissez faire confiando en que el personal está bien preparado y conoce las condiciones del mercado mejor que el líder.

¿Conocías estos aspectos del liderazgo laissez faire?

Para saber más

 Es importante profundizar en los estilos de liderazgo útiles para nuestra empresa. Algunos libros que te ayudarían son los siguientes:

El celador y el trabajo en equipo de Ana Redondo, María Ángeles Tejado y Blanca Rodríguez. Esta obra se enfoca en analizar las mejores maneras de trabajar en equipo de manera exitosa. Las autoras hablan sobre el liderazgo laissez faire, así como de otros estilos de liderazgo y resaltan las características de los líderes más exitosos. Al mismo tiempo, brindan algunas técnicas para que el líder trabaje en desarrollar la confianza para con su equipo, así como sobre la toma de decisiones.

El coach extraordinario. Cómo los mejores líderes ayudan a crecer a los demás. John Zenger y Kathleen Stinnett proponen en dicho libro que las empresas más exitosas son aquellas que dan ciertas libertades a los empleados, como el liderazgo laissez faire. A pesar de que los autores no hablan directamente sobre este estilo de liderazgo, en este libro se puede aprender de forma sencilla el por qué el ser más liberar al momento de liderar una empresa conlleva ventajas para todos. También se pueden encontrar argumentos convincentes para dejar de lado los estilos de liderazgos más tradicionales, como el autoritario.

Estilos de liderazgo y su eficacia en la administración pública mexicana de José Luis Ayoub Pérez. En este libro se investiga empíricamente sobre los estilos de liderazgo que se aplican realmente en el sector gubernamental en México. El autor hace una revisión muy valiosa sobre los estilos de liderazgo, dentro de los cuales se encuentra el liderazgo laissez faire, además analiza cuál es el estilo más productivo en dicho sector.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *