Saltar al contenido

Liderazgo imitativo

El liderazgo imitativo consiste en una tarea compleja, pues requiere de muchas habilidades individuales y sociales. Para Goleman, hay seis maneras de liderar un equipo y cada una de estas resalta algunas habilidades, por ello, puede resultar difícil saber cómo ser un buen líder.

En este artículo presentamos el liderazgo imitativo, el cual considera que lo más importante es obtener buenos resultados. Conoce las características de un líder imitativo, las situaciones en las que es adecuado y las ventajas y desventajas del mismo.

¿Qué es el liderazgo imitativo?

El liderazgo imitativo tiene como objetivo principal alcanzar metas elevadas. Con el fin de cumplirlas establece normas de trabajo muy exigentes y a su vez exige a los empleados realizar las actividades conforme a las mismas. En este estilo de liderazgo el líder ejemplifica cómo realizar el trabajo, de tal manera que no hay lugar para cometer errores.

Lo más importante del liderazgo imitativo es que se consiguen buenos resultados en poco tiempo, pues un líder de este estilo exige que todo se realice bien y rápidamente; por lo mismo, el liderazgo imitativo elige trabajar con empleados capaces y hábiles. Los empleados que no tienen dichas características tienden a volverse inoportunos y obstaculizar la forma de trabajo que el líder imitativo impone.

Ventajas

  • Las normas de trabajo son claras
  • Las tareas que asigna el líder están focalizadas.
  • Los empleados saben que el líder trabaja tanto como ellos
  • Se percibe que el líder se encuentra involucrado con la empresa.
  • Los problemas se resuelven de forma eficaz y eficiente

Desventajas del liderazgo imitativo

  • Muchos empleados se sienten abrumados por no poder alcanzar las demandas del líder
  • Los empleados no tienen espacio para tener iniciativas propias
  • Si el líder se ausenta, los empleados no saben qué rumbo tomar
  • El líder imitativo necesita verificar el trabajo de los demás, pero muchas veces no hay tiempo suficiente para ello
  • Un líder imitativo no delega las tareas, pues muchas veces no confía en que los demás la realizarán como él lo haría

¿Cuándo poner en práctica el liderazgo imitativo?

El estilo de liderazgo imitativo funciona cuando todos los miembros del equipo tienen excelentes habilidades de trabajo y son capaces de alcanzar los altos estándares que el líder requiere. Así mismo, resulta eficaz aplicarlo cuando la empresa es relativamente pequeña o cuando el líder puede tener el control sobre todas o la mayoría de las áreas que están a su cargo.

¿Cuándo no poner en práctica el liderazgo imitativo?

Así como puede ser sumamente efectivo para realizar tareas en empresas pequeñas o cuando se tiene un equipo excelente, no es adecuado utilizar este estilo de liderazgo cuando las tareas son muchas y el líder no tiene tiempo para involucrarse en todas las áreas, o bien cuando los empleados no son muy hábiles para seguir el ritmo de trabajo que el líder impone.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *