Saltar al contenido

Liderazgo etico

Las acciones del líder son un ejemplo para los demás, por ello su actuación influye en la empresa de manera significativa. Lo más recomendable es que un líder se rija por las normas de la ética y la corrección moral, siguiendo así el liderazgo ético.

A continuación te daremos a conocer qué es el liderazgo ético, cómo ponerlo en práctica y finalmente enumerarnos algunas ventajas y desventajas de implementarlo.

¿Qué es?

El liderazgo ético se trata de guiar e influir a los demás poniendo como prioridad que todos conduzcan sus acciones de acuerdo con los objetivos y valores de la empresa. Además, este estilo de liderazgo busca que el líder sea una autoridad moral, no solo empresarial.

Cuando un líder se rige por el liderazgo ético tiene una conducta apropiada, hace lo correcto moralmente, respeta los derechos y la dignidad de todos los empleados. Asimismo, establece normas y pautas para ayudar a los demás a discernir qué acciones se deben realizar y cuáles no. El liderazgo ético genera una cultura de confianza y respeto a los demás y a su entorno.

¿Cómo ponerlo en práctica?

Un líder que valore la ética empresarial debe actuar con humildad, es decir, no debe sentirse superior a los demás y debe procurar dar a cada quien su lugar, otorgando importancia al trabajo de cada uno de sus empleados.

La transparencia es una de las característica más importantes del liderazgo ético, es necesario dar razón de los procesos y decisiones que se lleven a cabo, de manera que todos los empleados conozcan por qué se prefirió una situación sobre otra.

Además de todo, un líder ético tiene como objetivo ser prudente, es decir, encontrar un punto medio entre el defecto y el exceso, además de buscar ser justo con los clientes y los empleados dando a cada quien lo que le corresponde según su trabajo y esfuerzo.

El liderazgo ético da prioridad a la honestidad, sentido de comunidad, respeto, justicia y congruencia antes que al dinero, las relaciones de poder y los beneficios personales.

Ventajas

* Se evita la desigualdad y preferencia de unos sobre otros

* Cuando hay un problema se tienen ciertas pautas morales que orienten qué se debe hacer y qué no.

* Los clientes confían en que la empresa realizará su trabajo con calidad y transparencia

* Se incrementa la colaboración y el trabajo en equipo

* Se tiene un buen ambiente de trabajo

* Tanto el líder como la empresa y los empleados crean una buena reputación en el medio empresarial

Desventajas

  • No todos los individuos están dispuestos a trabajar bajo la corrección moral, pues muchas veces es un camino más complejo y lleno de obstáculos
  • Muchas veces los clientes no le dan importancia al carácter ético de las negociaciones, por lo que dan preferencia a aquellos que no tienen límites éticos
  • Si no se actúa de forma ética en una ocasión, entonces se da pie a que las reglas se rompan constantemente.

Conociendo las ventajas y desventajas de este estilo de liderazgo, es importante considerar cuál liderazgo es el más apropiado para tu empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *