Saltar al contenido

Liderazgo burocratico

Hoy en día, la palabra “burocracia” no es bien recibida, pues nos remite a la idea de un proceso fastidioso y tardado que se inventó hace mucho tiempo.

Es importante saber que algunos de estos prejuicios pueden ser verdaderos desde ciertas perspectivas, pero en algunas otras situaciones la burocracia puede ser útil, como es el caso del liderazgo burocrático.

Conoce más a cerca de este tipo de liderazgo, aprende cuándo ponerlo en práctica y cuáles son sus ventajas y desventajas.

¿Qué es?

El liderazgo burocrático es aquel que sigue normas estrictas, establece objetivos claros y reparte tareas concretas a cada uno de los miembros de la empresa. Normalmente, se establecen jerarquías rígidas bajo este esquema, por lo que cada cargo, plaza o puesto es supervisado por personal de mayor nivel.

La mayoría de las veces el líder burocrático es elegido por un comité, consejo o grupo colegiado, el cual espera que el líder aporte una nueva forma de trabajar, aunque dicha nueva visión debe ser precisa, uniforme, estricta y sobre todo estar alineada con los valores y principios de la empresa.

¿Cuándo ponerlo en práctica?

Hay algunas empresas que pueden sacar mucho provecho del liderazgo burocrático, especialmente en ambientes en los que existen riegos para la salud o integridad de los empleados, por ejemplo en plantas nucleares, constructoras o empresas químicas. Asimismo, el liderazgo burocrático debe aplicarse cuando es importante que los empleados sigan una rutina y ciertas normas de seguridad como en bancos, estaciones de policía o de bomberos.

Otro tipo de empresas también pueden poner en práctica el liderazgo burocrático cuando se encuentren en situaciones de riesgo, necesiten tener más control sobre las acciones de sus empleados y socios o simplemente necesiten establecer un ambiente de respeto y educación entre los miembros de la empresa.

Este tipo de liderazgo puede ponerse en práctica por periodos cortos o medianos, con el fin de que los resultados de algún proyecto se apeguen estrictamente a algún ideal o a los principios de un cliente muy estricto.

Ventajas

Algunas ventajas de seguir este tipo de liderazgo son las siguientes:

  • Los riesgos de error se disminuyen
  • Se obtienen resultados de calidad
  • Los resultados son eficientes y siguen los tiempos establecidos
  • Se establecen reglas iguales para todos, por lo que no hay lugar a privilegios

Desventajas

En cambio, las desventajas del liderazgo burocrático son:

  • No se aceptan los cambios en los proceso
  • No se acepta la creatividad o aportes de aquellos que se encuentren por debajo en la estructura jerárquica
  • El trabajo se vuelve estándar, por lo que no se valora la individualidad
  • El ambiente de trabajo normalmente es tenso, aunque no necesariamente

Sin duda, los estilos de liderazgo deben considerarse de acuerdo con las necesidades de la empresa y clientes.

¿Has ejercido el liderazgo burocrático?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *