Saltar al contenido

Liderazgo autoritario

Actualmente, el entorno laboral requiere que las personas estemos preparadas para ser líderes; por lo mismo, resulta necesario conocer que existen varias formas de serlo. Goleman describió seis tipos de liderazgo, algunos más innovadores que otros y, de ellos, en este artículo conocerás el liderazgo autoritario, el estilo más tradicional para liderar un equipo.

El origen del liderazgo autoritario

El concepto de liderazgo autoritario es uno de los más antiguos dentro de este ámbito. Fue consolidado principalmente por una teoría llamada “del Campo Social”, propuesta por Lewin, Lippitt y White en los años de 1938 y 1939.

En este sentido, el liderazgo autoritario se diferencia de los estilos de liderazgo laissez-faire y democrático. Los elementos que se tomaron en cuenta para hacer esta división son la estructura de los grupos sociales, los objetivos propuestos, la tarea que realiza el líder, las necesidades del grupo y el grado de flexibilidad o adaptación que tiene el líder al guiar un grupo social.

Los autores mencionados anteriormente propusieron dichos estilos de liderazgo con base en el estudio de diversos grupos de niños.

Se dieron cuenta que el estilo de liderazgo autoritario se caracterizó por imponer la autoridad del líder. Es decir, el líder determinaba la manera de trabajar y tomaba todas las decisiones del grupo sin pedir la opinión de los participantes.

Sin embargo, casi nunca participaba en la ejecución de las tareas, a menos que resultara necesario enseñar cómo realizar la tarea.

Además, el estilo autoritario se caracteriza porque el líder que lo aplica siente la necesidad de realizar un mayor número de críticas y menor número de alabanzas o felicitaciones que los otros estilos de liderazgo. Asimismo, el grupo de trabajo es menos unido y las relaciones entre los miembros de trabajo no son cercanas.

¿Qué es el liderazgo autoritario?

Este estilo de liderazgo se pone en práctica en muchas instituciones antiguas como la milicia, la iglesia e incluso en los hospitales. Sobre todo es común en instituciones donde existe una estructura piramidal muy definida.

Este tipo de líder tiene características psicológicas muy particulares, suelen ser personas que saben cómo trabajar bajo presión y en situaciones de crisis; además de ser personas capaces de asumir las consecuencias de sus decisiones.

El objetivo principal del liderazgo autoritario es obtener resultados exitosos y rápidos. Los resultados a corto plazo son lo más importante; por ello, a largo plazo no siempre se alcanzan buenos resultados, pues no a todos los empleados les gusta trabajar de esta manera. Los empleados descontentos con este estilo de liderazgo probablemente preferirán encontrar una empresa donde el líder escuche sus opiniones y se preocupe por motivarlos.

Características del Liderazgo autoritario

Te compartimos las características más importantes de este estilo de liderazgo.

  • Basa su liderazgo en recompensas y castigos. Un líder autoritario cree que las acciones de los empleados conllevan siempre una consecuencia; las cuales pueden ser positivas, si el trabajo se realizó adecuadamente, o negativas, si hubo errores o problemas en la realización de las tareas.
  • Asume la responsabilidad de las acciones de la empresa. El líder autoritario considera que todos los empleados trabajan bajo su mando. Por lo anterior, asume las consecuencias tanto positivas como negativas de sus decisiones. Al mismo tiempo, si un empleado comete un error, el líder autoritario siente la necesidad de resolverlo él o ella misma.
  • No pide el consejo de los demás. El líder autoritario confía solamente en su criterio para tomar las decisiones de la empresa. Él o ella prefiere tomar tanto las decisiones más simples, como las más trascendentes para la empresa. Esto se debe a que muchas veces no confía en el criterio o independencia de sus empleados.
  • Un líder autoritario fija objetivos específicos. Los líderes de este estilo prefieren tener el control de las tareas y los tiempos en los que se deben realizar los trabajos de la empresa. Para ello, realizan planes concretos sobre las actividades que cada empleado debe hacer. De esta manera se evitan los malentendidos y los errores. Además, gracias al control y planeación cumple con las metas y los objetivos de la empresa.

Ejemplo de un líder autoritario

 No todos los líderes autoritarios han causado grandes daños a la humanidad, como Hitler o Mussolini. Algunos han encabezado grandes movimientos sociales o generado buenos cambios políticos y económicos, por ejemplo Margaret Thatcher.

 Ella fue una política y primer ministra de Gran Bretaña. Margaret es famosa por ser una verdadera líder autoritaria y conservadora de los años 70´s. El programa económico que implementó en estos años redujo la intervención estatal, beneficiando así al liberalismo económico de su país. Otras de las medidas que implementó fue la privatización de la educación, de la ayuda social, de las empresas estatales y del desempleo.

 Gracias a su guía, Gran Bretaña redujo la inflación y cotizó con mejores valores la libra esterlina. Para realizar esto tuvo que promover la austeridad, lo cual no fue provechoso para varias industrias y empresas que quebraron. Además, Margaret Thatcher no cedió a las presiones de los líderes de las empresas privadas, ni a las muchas huelgas de diversos grupos sociales, como los mineros o los maestros.

 Esta verdadera líder autoritaria es conocida como la Dama de Hierro, lo cual se debe a que fue la primera mujer en Europa en guiar un país. Sus acciones fueron reconocidas por la mayoría de la gente, lo cual se sabe porque ganó las elecciones tres veces consecutivas.

Ventajas

Entre los beneficios que puede tener aplicar este estilo de liderazgo, el liderazgo autoritario es positivo porque:

  • Se obtienen resultados rápidamente (algo que no aplica en estilos como el coaching o el liderazgo democrático)
  • Los resultados son aquellos que el líder planeó (los empleados siguen al pie de la letra lo requerido por este líder)

Es importante saber que es útil cuando se necesitan soluciones rápidas, pero no se recomienda utilizarlo por un largo período.

Desventajas

El liderazgo autoritario tiene algunos resultados que no son tan positivos, algunos de ellos son:

  • No se considera la motivación de los empleados
  • No se toman en cuenta otros puntos de vista
  • No todos los empleados se muestran cómodos o eficientes acatando órdenes (especialmente si no comparten el punto de vista del líder)
  • No es productivo por mucho tiempo

Como se comentaba en el apartado anterior, no se recomienda utilizarlo por largos períodos de tiempo, ya que los empleados se sentirán oprimidos y buscarán ambientes laborales donde se sientan más escuchados.

¿Cuándo ponerlo en práctica?

Aplicar el liderazgo autoritario resulta útil cuando una empresa se encuentra en estado crítico, ya que los resultados que se obtienen son rápidos y usualmente eficientes. También es favorable cuando los esquemas de trabajo de una empresa fallan y se necesita establecer nuevos hábitos para los empleados.

¿Cuándo no ponerlo en práctica?

Este tipo de liderazgo no es adecuado cuando el líder no tiene más conocimiento y experiencia que el resto de su equipo, ni cuando los empleados perciben al líder sin autoridad.

Tampoco es recomendable cuando se ha excedido el tiempo ideal para este estilo de liderazgo y los empleados presentan continuas quejas contra este.

Cómo es el empleado de un líder autoritario

Es natural que al tener un líder autoritario nos preguntemos: ¿Cómo debo actuar si el líder de la empresa donde trabajo utiliza el liderazgo autoritario? y ¿Qué se espera de mí en este caso?

Abordaremos ambos puntos.

Los líderes autoritarios dicen explícitamente a los empleados qué esperan de ellos respecto al modo de trabajar. Por ende, para ser un buen empleado de este tipo de líder:

  • Se debe cumplir lo más posible de los requisitos impuestos por el jefe.
  • Deben recordar que no deben tomar decisiones individuales
  • No es recomendable emitir opiniones sin antes consultar al líder

Actualmente el liderazgo autoritario se desempeña en áreas de riesgo, como en empresas que trabajan con químicos peligrosos, en la milicia o en los grupos de bomberos.

Por los posibles daños que se puedan ocasionar, es primordial que los empleados trabajen conforme a las normas establecidas y que tengan en cuenta que seguir dichas reglas y no improvisar es importante porque de ello depende la seguridad de los demás y de sí mismo.

En suma, si eres el empleado de un líder autoritario lo que se espera de ti es que sigas las normas impuestas por el líder o por la empresa, que consultes al líder ante cualquier problema o imprevisto y sobre todo, que tengas en cuenta que no seguir las normas de trabajo implica tomar riesgos innecesarios.

Liderazgo que se le contrapone

El estilo de liderazgo que se contrapone al liderazgo autoritario es el laissez-faire. En este el líder no se percibe como una personalidad de mando, sino más como un asesor que puede ayudar en momentos de conflicto.

A diferencia del liderazgo autoritario, en el estilo conocido como laissez-fiaré el líder da muchísima libertad a los empleados para decidir su manera y sus tiempos de trabajo.

Es más, muchas veces el líder es percibido como un empleado más de la compañía. Además, un líder de esta naturaleza no da su opinión, críticas o felicitaciones a menos que los empleados lo requieran personalmente.

Como bien se sabe, los estilos de liderazgo que se han propuesto se deben aplicar en diferentes grados y situaciones.

Al mismo tiempo, si se busca que una empresa sea exitosa lo mejor es encontrar el equilibrio entre dos o más estilos de liderazgo. Una buena solución para liderar una empresa es aplicar un equilibrio entre el liderazgo autoritario y el liderazgo laissez-faire.

Referencias

Si quieres saber más sobre el liderazgo, en especial sobre el liderazgo autoritario te recomendamos consultar la siguiente bibliografía:

Los cambios en liderazgo, John C. Maxwell. Describe la manera correcta de alternar entre once estilos de liderazgo, dependiendo de las circunstancias de la empresa, el mercado laboral, los empleados y las capacidades y personalidad del líder.

Artículo ¿Qué ventajas tiene el liderazgo autocrático? de José Luis Marín, publicado en la Revista de Harvard Business School. Aquí el autor explica cómo se puede poner en práctica el liderazgo autoritario de manera que se respeten las jerarquías de las empresas y no se dañe la autoestima de los empleados.

Cómo ser un buen líder, Dale Carnegie. Discute la diferencia entre dirigir y liderar, así como la manera más provechosa de delegar a los demás sin temor. Al mismo tiempo, el autor habla sobre cómo optimizar el rendimiento de los empleados y cómo entrenarlos para ser exitosos en sus tareas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *