Saltar al contenido

Liderazgo afiliativo

Si bien es cierto que el liderazgo es una habilidad necesaria para que un proyecto se lleve a cabo en equipo, hay diversos estilos de liderazgo que son funcionales de acuerdo con las necesidades del mismo equipo de trabajo.

En esta ocasión hablaremos del liderazgo afiliativo.

Comienzos del liderazgo afiliativo

Este estilo de liderazgo se consolidó gracias a Daniel Goleman.

Él es un periodista científico que estudió en las mejores escuelas de Estados Unidos. Con base en sus estudios y en un viaje a  la India escribió durante muchos años en el apreciado periódico New York Times sobre el comportamiento humano y su relación con el cerebro. Además, ha escrito mucho libros sobre inteligencia emocional y liderazgo.

En su artículo Leadership that get results (Líderes que obtienen resultados), Goleman propuso seis diferentes tipos de liderazgo. Dichos estilos de liderazgo se crearon a partir de la observación real de la manera de trabajo de varios líderes internacionales.

Los estilos de liderazgo propuestos por Goleman son maneras de guiar a las personas tomando en cuenta el contexto y el carácter del líder y de los empleados.

Uno de estos seis estilos de liderazgo es el liderazgo afiliativo, el cual se destaca por la estrecha relación que se genera entre el líder y sus empleados, socios o miembros de trabajo. En general, el liderazgo afiliativo es el que promueve mayor compromiso a largo plazo. Esto se debe a que el lazo que se genera entre el líder y el empleado y entre el empleado y sus compañeros es muy estrecho y difícil de romper.

Un equipo de trabajo que esté ligado por medio de las relaciones personales, tendrá la lealtad a la empresa y a los demás como el valor más alto de la compañía.

El problema más grande de este liderazgo es que las exigencias laborales y la necesidad de alcanzar las metas se deja de lado o no se valora tanto como las relaciones personales.  Por ello, lo mejor es combinar el liderazgo afiliativo con otro estilo de liderazgo.

¿Qué es el liderazgo afiliativo?

Este liderazgo es muy distinto a los estilos que encontramos con regularidad, pues no se centra tanto en los objetivos ni en las tareas, sino en las personas y sus emociones.

Este tipo de liderazgo es nutritivo y se centra en el desempeño positivo que tienen los miembros del equipo, da relevancia a la lealtad, conecta con todos los miembros y fomenta la interrelación del equipo, consiguiendo un ambiente de armonía y colaboración que da la bienvenida a nuevas ideas y propuestas de trabajo que puedan mejorar el rendimiento o la productividad.

Características del liderazgo afiliativo

El liderazgo afiliativo tiene las siguientes características:

  • El líder es positivo. Para el líder, la visión del mundo y del rumbo de la empresa es optimista. Esto se refleja en proveer de retroalimentación positiva a sus empleados, centrarse en las fortalezas de las personas y tender a celebrar los logros.
  • Buena comunicación. Un líder afiliativo considera que la buena comunicación es un factor clave para el funcionamiento de la empresa o el negocio, sobre todo porque la comunicación es el instrumento que permite ser comprensivo y empático con los demás.
  • Libertad para realizar el trabajo. Parte de la empatía que existe en el liderazgo afiliativo consiste en el entendimiento de que cada empleado trabaja de forma diferente, por ello el líder otorga libertad a los empleados para realizar el trabajo de la manera que mejor les acomode.

Ejemplo de un líder afiliativo

La Madre Teresa de Calcuta es un perfecto ejemplo de un líder afiliativo. Fue una religiosa de la Congregación de las Misioneras de la Caridad y es muy conocida porque fundó una orden con el único objetivo de ayudar a los más pobres.

Su obra principal no se debe a la ayuda que brindó a los pobres, sino al ejemplo en el cual se convirtió, es decir, en la figura de líder que fungió.

Desde los doce años, esta religiosa sintió la necesidad de llevar una vida de servicio, por lo que se unió a las misiones de la iglesia católica. Dentro de la iglesia se convirtió en misionera católica y se trasladó a la ciudad de Calcuta, donde se desenvolvió como una importante líder.

En Calcuta fue maestra de una secundaria, sin embargo sintió la necesidad de ayudar a los enfermos y a los más pobres. Por ello, decidió estudiar enfermería y fundar una sociedad que pudiera ayudar a los más necesitados.

Su labor se convirtió en un gran ejemplo y muchas personas se le unieron. Lo que más resaltaba de su pensamiento es ayudar “a los pobres más pobres” sin importar su religión o creencias.

La iglesia católica valoró mucho su labor y pensamiento crítico, asignándola como diplomática para lidiar con conflictos internacionales en Líbano, así como oradora en la ONU.

Su ejemplo de empatía con los más necesitados la llevó a ganar el Premio Nobel de la Paz.

¿Cuándo y cómo se utiliza el liderazgo afiliativo?

Es importante destacar que el liderazgo afiliativo es muy útil ante situaciones muy específicas, como pueden ser: un equipo que acaba de pasar momentos de alta presión o uno que tiene un ambiente donde se sienten desalentados.

Por ejemplo, si acabasen de suceder situaciones complicadas, como un despido general donde se fueron compañeros muy queridos, se acaban de enfrentar a una situación de habladurías en la oficina o el rendimiento de otra área ha sido muy malo, esto les ha afectado en su desempeño y se sienten desvalorizados, es buen momento para utilizar el liderazgo afiliativo.

Una forma sencilla de aplicarlo es centrarse en la retroalimentación positiva, señalar las bondades de los colaboradores y reforzarlo con regularidad, además de fomentar la conversación entre los miembros durante las reuniones y ser honesto con situaciones personales para brindar ese ambiente de empatía.

Uno de los puntos más relevantes acerca de este estilo es que no se puede usar todo el tiempo como única forma de liderazgo o se corre el riesgo de hacer creer que la mediocridad es bienvenida, impide que el equipo mejore su rendimiento y en muchas ocasiones puede desorientar al equipo, ya que no brinda indicaciones precisas sobre las tareas a desarrollar.

Características de los empleados con un jefe afiliativo

Como se ha mencionado con anterioridad, los líderes afiliativos brindan gran libertad a sus empleados, de forma que cada empleado es capaz de establecer sus propios tiempos de trabajo y su manera de alcanzar los objetivos.

Se establece también cercanía y confianza entre los miembros de la empresa, fomentando en todo momento la interacción, por ello, cuando un líder utiliza el liderazgo afiliativo, lo que se espera de un buen empleado es:

  • Ser capaz de manejar esa libertad y flexibilidad que brinda el jefe
  • Lleve a cabo su trabajo en tiempo y forma, pero al mismo tiempo con gran calidad y excelencia
  • Sea organizado adecuadamente, logrando con ello equilibrio entre su libertad y sus responsabilidades
  • Ser parte activa de los equipos de trabajo
  • Aporte ideas creativas e innovadoras
  • Escuche y acepte trabajar bajo los parámetros de los demás miembros del equipo
  • Colabore activamente con los demás
  • Estar abierto a establecer relaciones de amistad, no solo laborales

Liderazgo con el cual combinar este estilo

Combinar el liderazgo afiliativo con el liderazgo orientativo, el cual dicta las directrices de desempeño, proporciona visión al proyecto y fomenta el compromiso en una combinación que garantiza el éxito del proyecto o empresa, sin importar cuál sea o la magnitud del reto a enfrentar.

 Ahora, la necesidad primordial de una empresa es alcanzar metas y objetivos, pero muchas veces esto se deja de lado cuando se pone en práctica el liderazgo afiliativo. Por ello, otra forma de alcanzar metas y al mismo tiempo crear relaciones estrechas entre los miembros de la empresa, es combinar el liderazgo afiliativo con el liderazgo efectivo.

 El líder afiliativo ayudará a que los miembros del equipo sientan empatía hacia los demás, garantizando un buen clima laboral. Por su parte, el liderazgo efectivo promoverá el logro de las metas, la libertad de los empleados para generar sus formas de trabajo y la competencia sana entre los empleados.

Para saber más

Dirigir. Liderar, motivar, comunicar, delegar, dirigir reuniones. Es el título del libro de José María Acosta. En éste, el autor abunda sobre varios aspectos del liderazgo en general y describe varios estilos de liderazgo, dentro de los que se encuentra el liderazgo afiliativo. Sobre este estilo de liderazgo menciona sus características generales y pone énfasis en las situaciones en las que es adecuado ponerlo en práctica, así como aquellas circunstancias en las que es más óptimo utilizar otras estrategias de dirección.

 Inteligencia emocional en la empresa. Cómo desarrollar un liderazgo óptimo. En este libro de Pablo Nachtigall se aborda el desarrollo de ciertas habilidades que los líderes exitosos ponen en práctica. Dichas habilidades descansan en el equilibrio emocional del líder, el bienestar de los empleados y el establecimiento de un buen clima laboral. Todas estas son características del liderazgo afiliativo.

 Liderazgo y motivación de equipos de trabajo de María Teresa Palomo Vadillo. Es un libro que pone énfasis en el liderazgo humanista y social, sobre todo en los aspectos del trabajo en el equipo, motivación de los empleados y la inteligencia emocional. Todo esto suma al liderazgo afiliativo en diversas maneras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *